Actualizado el jueves 16/NOV/17

Cartas de San Pablo.

Pasiones infames.

Por eso los entregó Dios a pasiones infames; pues sus mujeres invirtieron las relaciones naturales por otras contra la naturaleza; igualmente los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se abrasaron en deseos los unos por los otros, cometiendo la infamia de hombre con hombre, recibiendo en sí mismos el pago merecido de su extravío. (Rm 1, 26-27). 

Comentario: 

Hoy no solamente se hace propaganda de estas uniones contra natura, sino que se quiere equiparar el matrimonio cristiano entre un hombre y una mujer, a las uniones homosexuales. Estamos peor que antes del diluvio, y ya sabemos cómo terminaron los hombres y mujeres de esa generación. Ahora se presenta como algo gracioso la homosexualidad y el travestismo, pero para Dios no es broma esto, ya que es un pecado muy grande. Recemos mucho para que los que todavía no están del todo perdidos, puedan encontrar la verdad, convertirse y salvarse, antes de que ya no haya tiempo.

¡San Pablo, ruega por nosotros!

Si desea recibir estos textos en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ