Actualizado el jueves 4/OCT/18

Catequesis mariana

María, relativa a Dios 

María existe toda relativa a Dios, porque es Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo y Esposa de Dios Espíritu Santo. La Virgen lleva a los hombres a Dios. Por eso no hay peligro de encomendarse a María, de consagrarse y entregarse plenamente a Ella, porque María nunca se queda con nada sino que refiere todo a Dios, y así el camino más corto para llegar a Dios, es justamente María. El demonio sabe eso y por este motivo trata, por todos los medios, de alejar del espíritu y del alma de los cristianos el amor, la veneración a la Virgen María. Pero que esto suceda también a muchos consagrados, incluso Obispos, es muy paradójico. Ellos, los Pastores, que tendrían que ser los primeros en recomendar la devoción mariana, son muchas veces los que más la combaten. Pero nosotros no somos tontos ni soberbios como para dejarnos embaucar con estas astucias del demonio. Nosotros sabemos que quien halla a María, halla la Vida, es decir, la salvación. Vayamos entonces a María, sin miedo a desagradar a Jesús, a Dios, sino todo lo contrario, sabiendo que en el seno de María siempre está Dios hecho Niño, esperándonos con los bracitos abiertos.

Si desea recibir esta Catequesis mariana periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

«¡De Maria numquam satis!: ¡De María nunca se dirán bastantes cosas!».