Actualizado el sábado 9/JUN/18

Catequesis mariana

María, la revancha de Dios 

Con María Dios se ha tomado revancha de Satanás, porque éste corrompió a la primera mujer, Eva, pero María se le escapó de las manos y jamás estuvo, ni siquiera por un instante, bajo el poder del Maligno, ya que María no tiene pecado original ni ninguna clase de pecado. Sabemos que el demonio domina a los hombres a través del pecado, por eso a María nunca la ha podido dominar, y así está enfurecido con Ella y la odia sobremanera, incluso más que al mismo Dios, como también odia a los hijos de esta Virgen pura, porque sabe que estos pequeños junto con Ella le aplastarán la cabeza orgullosa. Vayamos a María si queremos estar resguardaos de los ataques del demonio, porque la Virgen es la Obra Maestra del Altísimo, donde ha colocado toda clase de gracias y dones y auxilios para los hijos de los hombres. Eva, escuchó al ángel malo y vino a ser causa de ruina para la humanidad; María, la nueva Eva, escuchó al Ángel bueno, a san Gabriel Arcángel, y vino a dar el Fruto de Vida eterna a todos los hombres, vino a ser acusa de salvación de toda la humanidad. ¡Bendita sea María!

Si desea recibir esta Catequesis mariana periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

«¡De Maria numquam satis!: ¡De María nunca se dirán bastantes cosas!».