Actualizado el martes 21/AGO/18

Catequesis mariana

Amor a María 

¿Queremos estar seguros de que vamos a ir al Cielo? ¿Estar seguros de que evitaremos ir al Infierno tan terrible? Pues bien, amemos a María. Si amamos a María, Ella no nos abandonará a las fauces salvajes de los demonios, porque María es la Reina del Cielo y de la tierra, y tiene poder hasta sobre el mismo Corazón de Dios. Todo lo que María pide, lo obtiene de Dios. Entonces el mejor negocio para nosotros es amar a María. ¿Queremos estar más seguros de nuestra salvación eterna y de nuestra prosperidad en la tierra? Amemos más y más a María. Amémosla sin medida, que jamás igualaremos el amor que Ella nos tiene a cada uno de nosotros. Tengamos siempre presente el gran don que Jesús nos hizo al pie de la Cruz, cuando moría: nos entregó a su Madre en la persona de Juan. Con ello nos quiso mostrar un secreto, el secreto de Dios, es decir, María. Porque la Virgen es el arma secreta de Dios para salvar a sus hijos y llevar a plenitud su plan de redención y salvación. Amemos a María y seremos felices ya desde este mundo.

Si desea recibir esta Catequesis mariana periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

«¡De Maria numquam satis!: ¡De María nunca se dirán bastantes cosas!».