Consejo de hoy: Participemos con atención y devoción en la Santa Misa, y ofrezcámonos también nosotros junto con la Víctima, para que así demos frutos de vida eterna.