Actualizado el sábado 10/FEB/18

Dios es bueno y nos ama

Dios nos busca. 

Dios es bueno porque no nos deja a la deriva en el pecado, sino que cuando nos alejamos de Dios, Él nos busca como el buen pastor que busca a la oveja extraviada, y cuando la encuentra festeja con sus amigos.

Así es Dios con los pecadores. Dios es bueno con los que se quedan y le son fieles, pero también es más que bueno con los que se alejan y se extravían.

Dejémonos encontrar por Dios. Démosle al Señor la alegría de dejarnos cargar sobre sus hombros, como la oveja perdida y herida, y gustemos qué bueno es el Señor, como dice el salmo.

Los pecadores tienen un puesto especial en el Corazón de Dios, porque por ellos el Señor ha bajado a la tierra a morir como un criminal.

Si meditáramos lo bueno que es Dios, si entendiéramos un poco lo que significa su misericordia y caridad, entonces ya viviríamos felices en este mundo, aún en medio de mil pruebas, porque estaríamos seguros de que antes fallarán el cielo y la tierra, antes de que Dios nos abandone.

No rechacemos a Dios que nos busca, sino dejémonos amar por Él, y viviremos ya el Cielo en la tierra.

¡Bendito sea Dios!

Si desea recibir estos textos en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

En esta sección creada el 11 de Julio de 2011, memoria de San Benito abad, iremos meditando sobre la bondad de Dios y el amor que Él tiene hacia nosotros. Porque no hay nada que ayude más en la vida espiritual que el sabernos amados por Dios en todas las circunstancias, confiando en que Él es la Bondad infinita y que de Él no puede venirnos nunca ningún mal.