Actualizado el jueves 24/AGO/17

Enseñanzas del Evangelio

Mansedumbre.

 

Bienaventurados, los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra. (Mt 5, 4) 

Enseñanza: 

Jesús quiere que seamos mansos como es Él, porque nos ha dicho en  el Evangelio: “Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón”. Y en la mansedumbre está la paz y la alegría de vivir.

Pero el mundo prefiere la violencia, la prepotencia, y hoy, como en tiempos de Jesús, pide a gritos que sea soltado Barrabás en lugar de Jesús, prefiere seguir al Che Guevara antes que a Jesucristo.

Nosotros debemos tener especial cuidado en esto, ya que últimamente hay una tendencia a utilizar el Evangelio para amalgamarlo con el marxismo y así usar la violencia amparándose en el Evangelio.

Tengamos cuidado con esto, ya que el odio no viene de Dios, y el Señor no quiere que odiemos a nadie, y la lucha de clases entre pobres y ricos, es odio, que no viene de Dios, sino de Satanás.

Seamos mansos y saborearemos, ya desde esta tierra, la verdadera paz para nosotros y para todo el mundo.

Si desea recibir estas Enseñanzas del Evangelio periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ