Máxima del Evangelio: Entonces los discípulos se acercaron a Jesús, en privado, y le dijeron: “¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo?” Les dijo: “Por su poca fe. Porque yo les aseguro: si tienen fe como un grano de mostaza, dirán a este monte: ‘Desplázate de aquí allá’, y se desplazará, y nada les será imposible.” (Mt 17, 19-20).