(Sección especialmente dedicada a los Instrumentos de la Divina Misericordia)

Actualizado el lunes 22/MAY/17

Mensaje a los Instrumentos de la Divina Misericordia

15 de marzo de 1975

Sin pensar en el mañana.

“(...) Vive cada momento en Mí, sin pensar en el mañana, sin preocuparte nunca de lo que debes hacer. Te guiaré de la mano en todo momento (...).

Todavía, por un poco de tiempo, podréis caminar en la luz: pronto todo se hundirá en la oscuridad. Entonces Yo misma seré vuestra Luz y os guiaré a cumplir lo que mi Corazón Inmaculado desea.

Para hacer esto, hijos míos predilectos, os debo pedir lo que más cuesta a vuestra naturaleza humana: os pido vivir sin pensar en el mañana, sin preocuparos del futuro.

No me preguntéis: ¿qué haremos?, ¿cómo deberemos comportarnos?, ¿es inminente la gran purificación?, ¿cuál será la suerte que nos estará reservada?

Vivid sólo, con perfecto amor y perfecto abandono, el presente que Yo misma –momento por momento– dispongo para vosotros, hijitos míos.

Por eso acostumbraos a no mirar a las cosas, sino a Mí sola. No indaguéis lo que os espera, las vicisitudes tan atribuladas de este vuestro tiempo. No miréis lo que muchos hoy obran contra mi Hijo y contra Mí y se disponen a hacer contra vosotros.

Se acerca la hora de las tinieblas, la hora en que vosotros mismos beberéis el cáliz que mi Hijo ha preparado para cada uno de vosotros. Pero ni siquiera debéis escrutar esta hora, para que no os sorprenda el miedo y la turbación.

Mirad sólo a mi Corazón Inmaculado: refugiaos aquí, enfervorizaos aquí, fortaleceos aquí, sentíos seguros aquí.

Abandonaos completamente a este Corazón, sin reservas; sólo entonces responderéis al gran designio de salvación que mi Corazón tiene sobre cada uno de vosotros, mis pequeños hijos.”

(Mensaje de la Santísima Virgen al Padre Gobbi, del Movimiento Sacerdotal Mariano)

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a los Instrumentos de la Divina Misericordia haciendo CLIC AQUÍ