(Sección especialmente dedicada a los Caballeros de la Purísima)

Actualizado el lunes 14/AGO/17

Mensaje a los Caballeros de la Purísima

Mayor celo.

Es tiempo de que como Caballeros de la Purísima comencemos a hacer mucho más por nuestra Reina, ya que estos tiempos son malos y hay que aprovecharlos para hacer apostolado y enamorarnos cada vez más de la Virgen, Nuestra Señora, y darla a conocer, haciendo que otros muchos corazones se enamoren de esta augusta Princesa. Pero como nadie da lo que no tiene, primero debemos tener muy en el corazón este amor a la Virgen para poder darlo a los demás. ¿Y cómo lo podemos obtener? Simplemente rezando el Rosario. El Rosario, una práctica que parece de mujercillas y niños, en realidad es una práctica piadosa muy viril y para combatiente, porque pone en fuga al demonio y sus ángeles y nos obtiene toda clase de gracias de parte de Dios y nos enardece en amor tierno a la Santísima Virgen. Para ser verdaderos Caballeros de la Purísima, recemos muchas veces el Santo Rosario.

¡Ave María Purísima!

¡Sin pecado concebida!

Si desea ser Caballero de la Purísima y recibir estos mensajes por email, suscríbase haciendo CLIC AQUÍ