Actualizado el sábado 29/JUL/17

Mensaje de confianza

Pocos confían. 

Pocos cristianos, incluso entre los más fervorosos, poseen esta confianza que excluye toda ansiedad y toda hesitación.

(De "El Libro de la Confianza", P. Raymond de Thomas de Saint Laurent)

Comentario: 

Si sabemos que Dios lo puede todo, ya que eso es lo que rezamos en el Credo: “Creo en Dios, Padre Todopoderoso”, ¿por qué entonces andamos tan angustiados por las cosas que nos pasan y les suceden a nuestros familiares y amigos? ¿Acaso Dios no sabe de esas cosas? ¿Acaso Dios no ve? El Señor solo pide nuestra fe y confianza para actuar, porque ahora como en tiempos de Jesús, el Señor pide y exige nuestra confianza para obrar el milagro.

En cambio, nosotros andamos muy desconfiados de Dios, pensando en nuestro interior: “Dios no me puede conceder esto”. ¿Qué es lo que Dios no puede hacer o conceder? Absolutamente todo lo puede Dios, entonces confiemos en Él, porque nuestra fe y confianza deja mucho que desear.

Hay una frase del Padre Pío de Pietrelcina que dice una gran verdad: “Reza, ten fe y no te preocupes” Esa fe, esa confianza que debemos tener en Dios nos debe hacer vivir en completa paz, sabiendo que Dios ve todo y tiene todo bajo control, y lo que permite siempre es para un bien.

En lo que toca a nosotros debemos rezar mucho y con plena confianza en Dios, sabiendo que Él hará lo mejor.

Si desea recibir este Mensaje de confianza periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

Ver sobre la devoción a la Divina Misericordia

Ver sobre Nuestra Señora de la Confianza