Actualizado el martes 14/AGO/18

Mensaje de confianza

Aumento de fe. 

Pidan, pues, al Divino Maestro que aumente su fe. Repítanle con frecuencia la oración del Evangelio: “¡Creo, Señor, pero ayudad mi incredulidad!”. 

 (De "El Libro de la Confianza", P. Raymond de Thomas de Saint Laurent) 

Comentario: 

Según sea nuestra fe, así serán las cosas que nos sucederán, porque quien tiene fe en Dios está seguro, sabiendo que Dios es Bueno y que mira por el bien de sus dilectos.

Pero ¡qué poca fe y confianza tenemos en Dios, puesto que muchas veces dudamos de Él, de su amor y bondad hacia nosotros!

Es necesario que avivemos nuestra fe y confianza, teniendo bien en claro que todo lo que Dios quiera o permita en nuestras vidas, absolutamente TODO, siempre viene por un designio suyo de amor hacia nosotros.

Si tuviéramos esta fe, entonces estaríamos contentos con todo lo que nos pasa, y caminaríamos seguros y tranquilos por el camino de la vida, sabiendo que hay Uno que es grande: Dios, que cuida de nosotros hasta en los más mínimos detalles y quiere nuestro bien temporal y, sobre todo, eterno.

Pero como esta fe y confianza a veces es débil, entonces pidámosle a Jesús que nos la aumente hasta el grado de que podamos trasladar montañas con nuestra fe, y hasta curar enfermos y expulsar demonios, porque eso es lo que ha prometido el Señor que harían los que creyeran en Él.

Si desea recibir este Mensaje de confianza periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

Ver sobre la devoción a la Divina Misericordia

Ver sobre Nuestra Señora de la Confianza