Actualizado el domingo 24/DIC/17

Mensaje de la Santísima Virgen al Padre Gobbi - Movimiento Sacerdotal Mariano

24 de diciembre de 1980

Noche Santa

 En torno a la cuna.

“Hijos predilectos, es la Noche Santa.

Pasadla Conmigo en la oración, en el silencio, en el recogimiento, en la espera.

Ha transcurrido ya este día, que he pasado con la ayuda preciosa de mi Esposo, recorriendo la última etapa de un fatigoso camino. Ha sido mi día más largo. Pero, al atardecer, cuando entramos en la ciudad, que debe hospedarnos, todas las puertas se nos cierran. A cada petición nuestra, está pronto un nuevo rechazo.

Así el helado frío que hacía tanto tiempo había aterido mis miembros, comienza a penetrar en mi alma, y como dolorosa espada, me hiere en lo profundo de toda mi vida.

Debo daros al Esperado de las gentes, en el mismo momento en que nadie le acoge. Va a nacer el Amor, y el hielo del egoísmo cierra el corazón de todos. Sólo la piedad de un pobre nos indica una gruta vecina. En la oscuridad, en el frío, junto a un pesebre, sobre el que hay un poco de heno, acontece el divino prodigio.

Las estrellas, el canto de los Ángeles, la luz que llueve del Cielo... pero en torno a la cuna sólo hay el calor de dos corazones humanos que aman: el corazón de mi castísimo Esposo y mi corazón virginal de Madre.

Pero al niño que nace le basta este calor de amor.

Hijos predilectos, en esta Noche Santa os quiero a todos Conmigo, alrededor de la cuna de mi divino Niño.

Las puertas de las casas continúan aún cerradas.

Las naciones se han rebelado contra el Señor que viene, y se confabulan para luchar contra su real dominio.

El hielo más grande cubre el corazón de los hombres. ¡Hay tanto frío en esta hora en el mundo! El frío del odio, de la violencia, del egoísmo desenfrenado.

El hielo de la  falta de amor que mata.

Pero en esta Noche Santa, en torno a la cuna, con mi Corazón y con el de mi esposo José, quiero tener también todos vuestros pequeños corazones. Juntos amemos, oremos, reparemos y calentemos con nuestro amor a Jesús Niño, que vuelve a nacer para vosotros. Vuestros amantes corazones son para Él el único gran consuelo.

A través de vosotros, formados en el Corazón Inmaculado de la Madre, este pequeño Niño quiere que todo el mundo se abra al amor.”

La Santísima Virgen pide que hagamos Cenáculos (clic aquí)

 


Si desea recibir estos mensajes de la Virgen al Padre Gobbi en su correo electrónico, por favor:
SUSCRÍBASE AQUÍ

 

Propuesta de la Santísima Virgen a los hijos consagrados a su Corazón Inmaculado:

Fátima (Portugal), 15 de septiembre de 1989

Fiesta de la Virgen Dolorosa

(...)

"Entonces hoy, os pido a vosotros, hijos consagrados a mi Corazón Inmaculado, todo lo que en este mismo lugar, en mayo de 1917, he pedido a mis tres pequeños niños Lucía, Jacinta y Francisco, a quienes me aparecí.

- ¿Queréis también vosotros ofreceros como víctimas al Señor, sobre el altar de mi Corazón Inmaculado, por la salvación de todos mis pobres hijos pecadores?

Si acogéis esta mi invitación, deberéis hacer cuanto ahora os pido.

Orad cada vez más, especialmente con el Santo Rosario.

Practicad con frecuencia horas de adoración y reparación Eucarística.

Acoged con amor todos los sufrimientos que el Señor os mande.

Difundid sin miedo los mensajes que Yo os doy, como Celestial profetisa de estos vuestros últimos tiempos.

¡Si supierais el castigo que os espera, si seguís cerrando las puertas de vuestros corazones a la voz angustiada de vuestra Madre Celeste!

Ya que el Corazón Divino de mi Hijo Jesús ha confiado a mi Corazón Inmaculado la última y extrema tentativa de conduciros a todos a la salvación".

(Vea cómo Consagrarse al Corazón Inmaculado de María)

(Para más información sobre el Movimiento Sacerdotal Mariano visite su página oficial en España: http://www.movimientosacerdotalmariano.es o nuestra sección: Cenáculo (MSM)