Actualizado el jueves 23/NOV/17

(Sección especialmente dedicada para el Grupo ALMAS REPARADORAS)

Mensaje sobre la reparación

Mensajes de María del Rosario de San Nicolás: 

Oración y reparación. 

12-6-87                                                                                                         1197 

Gladys, ora por el ateísmo, para que no se extienda. Ora, por la persecución, que está sufriendo la Iglesia.  Ora, por la flaqueza espiritual de tus hermanos. La acción misericordiosa del Señor es tan grande, que llegará; todo consiste en la oración, en la reparación. No cesaré de pedir a mis hijos: Dejad ya de ofender a Dios.

Bendito sea El.

Comentario: 

La Virgen nos dice que todo consiste en la oración y en la reparación, porque con estas dos cosas equilibraremos la balanza de la Justicia divina.

Hoy los hombres cometen muchos pecados, y la Justicia divina ya está muy ofendida y pide ser aplacada. Y eso lo podemos hacer con nuestra oración sincera, especialmente con el rezo del Santo Rosario, y con nuestra reparación, ofreciendo los sufrimientos y trabajos de cada día, los que tenemos que padecer y los que queramos padecer voluntariamente como son los pequeños sacrificios y renuncias por amor a Dios y a los hermanos.

Cristo nos salvó con el sufrimiento, y nosotros debemos ayudar al Señor a salvar almas con la colaboración de nuestro sufrimiento personal, que completará lo que falta aún a la Pasión de Jesús.

Debemos tener bien en claro que cuando sufrimos algo en espíritu de reparación, entonces hacemos mucho bien a las almas. ¡Cuántos pecadores se convertirán, cuántos moribundos tendrán una santa muerte, cuántos niños serán preservados del hambre y de la maldad humana, porque tal vez nosotros ofrecimos un dolor particular al Señor, o porque pasamos una hora adorando al Santísimo Sacramento!

No perdamos tiempo y empleemos bien esta vida que Dios nos ha regalado, para hacer el bien, compartiendo con Jesús la suerte que nos toca, de ser corredentores de la mano de María y junto a Jesús, nuestro Redentor.

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a las Almas reparadoras haciendo CLIC AQUÍ