Actualizado el martes 1/MAY/18

Mensaje de María del Rosario de San Nicolás con comentario

Días gloriosos

17-11-83                                          (ex 1)                                                 PM 4

 

Hoy vi a Jesús y me dijo:

"Días gloriosos os esperan, en Mí os regocijáis amados hijos míos; decid éstas mis palabras".

Luego desaparece y aparece la Virgen; le esparzo agua bendita y la Virgen dice: "Bendita seas hoy, en este día y por siempre; consagrada estás a Mí, abundancias te esperan. Gloria y vida eterna. Amén".

Da a leer Josué 2, 14; 3, 5 y 8, 1 (Siente olor a incienso). 

Josué 2,14. 

     2,14 Los hombres le respondieron: "Nosotros responderemos por ustedes con nuestra vida, con tal que no nos delates. Cuando el Señor nos entregue este país, te trataremos con bondad y lealtad". 

Josué 3,5 

     3,5     Josué dijo al pueblo: "Purifíquense, porque mañana el Señor va a obrar maravillas en medio de ustedes". 

Josué 8,1 

     8,1              El Señor dijo a Josué:

            "¡No temas ni te acobardes! Reúne a todos los combatientes y prepárate para subir contra Ai. Yo te entrego al rey de Ai, a su pueblo, su ciudad y su territorio".

Comentario: 

Jesús en este mensaje dice que nos esperan días gloriosos. Y esto es así porque el mundo cambiará, volverá a ser un reino de paz, amor y justicia, pero antes tendremos que pasar por un período doloroso de purificación, al cual la Virgen nos viene preparando con sus mensajes y apariciones, solicitándonos que para salvarnos en dicha prueba es menester que nos consagremos a su Corazón Inmaculado para ser defendidos de todo mal y de todo pecado. Pero así como María anticipó la manifestación de Jesús en las Bodas de Caná; así también María hoy anticipa este tiempo de paz que vendrá, dándonos su paz en sus santuarios y cobijándonos en su Corazón, que ya es como el Cielo en la tierra.

María del Rosario de San Nicolás, ruega por nosotros.

Lea a través de Internet todos los mensajes dados por María del Rosario de San Nicolás - CLIC AQUÍ

 


Si desea recibir estos mensajes de María del Rosario de San Nicolás en su correo electrónico, por favor:
SUSCRÍBASE AQUÍ

 

(Puede descargar el libro con todos los mensajes y el Himno a la Virgen en la sección Descarga de Archivos)

Ver Medalla


Nos dice la Santísima Virgen María del Rosario de San Nicolás en su mensaje Nº 607, del 05/07/1985

Hija: En todas las ciudades, en todos los rincones, deben estar las palabras del Señor dichas a ti.

Nada debe esconderse, digo predicad, entonces predicadlo.

El Señor es la Ley, en el Cielo y en la tierra.

Amén. Amén.

En el Nº 786, del 24/01/1986, dice:

Hija mía: Mis mensajes deben ser leídos despaciosamente, para que puedan ser digeridos como Yo lo deseo.

Quiero que cada hijo, llegue a vivir en gracia de Dios y amándolo como El debe ser amado.

La debilidad del ser humano se agudiza en la medida en que se aleja de Dios; es por eso que en este tiempo, parece que estuviera venciendo el enemigo.

Si mis hijos comprendieran cuanto dice esta Madre, todo cambiaría.

Que entreguen sus cuerpos y sus almas al Señor, teniendo la seguridad que el Señor los salvará.

Amén, amén.

Y en el mensaje Nº 1585, del 26/12/1988, nos dice:

En estos tiempos, en que el veneno del maligno parece contaminarlo todo, el Señor, se manifiesta para que sea posible la salvación de las almas.

Estas palabras pueden llegar a debilitarse si se guardan, si no se extienden; deben ser anunciadas en toda la tierra.

Quiero oración, unión y fuerza en los espíritus, ya que ahí radica la eficacia del mensaje de esta Madre.

Hijos míos: Os invito a ser evangelizadores de vuestros hermanos.

Amén, amén.

Predícalo hija.