Actualizado el sábado 29/JUL/17

Milagro Eucarístico

VASALLAJE AL DIVINO REY 

Año 1180 Saint-Leger Francia 

El Príncipe Felipe Augusto de Francia contaba apenas dieciséis años de edad cuando ya daba a sus cortesanos el magnífico ejemplo de saber juntar en medio de la disipación de la corte, una gran fortaleza de ánimo con la más extrema pureza de vida.

Poco después de su coronación, que tuvo lugar en el año 1180, asistía un día al santo sacrificio de la Misa que se celebraba en el oratorio de la quinta de Saint Leger. Dios quiso darle entonces una muestra de lo mucho que le amaba.

Al llegar el celebrante a la elevación de la santa Hostia, el joven monarca tuvo la dicha de ver, entre las manos del sacerdote, un pequeño y hermosísimo Niño, rodeado de celestiales resplandores. Alrededor de El, veía también cómo las jerarquías angélicas se inclinaban para adorar y rendir vasallaje a su divino Rey.

El Príncipe derramaba abundantes lágrimas de ternura, y profundamente humillado dio gracias a Dios por merced tan soberana. 

(Guil Brito, De gestis Philippi Francorum Regis, liber I)


Suscríbase al Grupo AMIGOS DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO - CLIC AQUÍ.