Actualizado el miércoles 19/SEP/18

Oración del día

SANTÍSIMA TRINIDAD 

Trisagio a la Santísima Trinidad

P. José Luis de Urrutia 

Por la señal... Gloria...

Padre eterno, Padre omnipotente, que nos has criado para alabarte, reverenciarte y servirte, y has criado para nosotros todas las cosas, para que con ellas podamos alabarte y servirte; Padre amantísimo, que amas tanto al mundo, que nos has dado a tu propio Hijo, nuestro Señor Jesucristo, te rogamos que, pues nos has creado para ti, nos lleves a ti, y, pues nos has dado, para salvarnos, a tu Hijo, no permitas que nos perdamos, sino que, por los méritos del Hijo y con la gracia del Espíritu Santo, lleguemos a tu gloria y en ella te alabemos sin fin. Amén.

Padrenuestro y Avemaría.

(Luego se dice tres veces)

Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los ejércitos. Llenos están los cielos y la tierra de tu gloria.

(Y se responde)

Gloria al Padre, gloria al Hijo, gloria al Espíritu Santo.

Hijo divino del eterno Padre; Sabiduría infinita, por quien conocemos al Padre; Redentor nuestro, que para reconciliarnos con el Padre, bajaste del cielo, te hiciste hombre y te entregaste a la muerte por nosotros; te rogamos, Señor, que, pues eres camino para ir al Padre, verdad para conocerle y vida para amarle, nos concedas llegar a Él, verle y amarle en la gloria eternamente por tus méritos y con la gracia del Espíritu Santo, para alabarte sin fin. Amén.

Padrenuestro, Avemaría, Santo... y Gloria...

Espíritu Santo, Amor Divino, Bondad de Dios, Abogado de los hombres ante el Padre, Padre de los pobres, Dador de los dones, Luz de los corazones, Consolador óptimo, Fortaleza de los débiles, Santificador de la Iglesia. Tú que borras los pecados del mundo, justifícanos; Tú que haces hijos de Dios, renuévanos; envía a nuestra mente tu luz para que conservemos la fe; difunde en nuestros corazones tu amor, para que tengamos caridad; y enriquece nuestras almas con tus virtudes y dones, para que practiquemos con fortaleza nuestros deberes de cristianos, y lleguemos a tu gloria para alabaros y amaros, al Padre, al Hijo, y a ti, Espíritu Santo.

Padrenuestro, Avemaría, Santo... y Gloria...

A ti, Dios Padre Ingénito; a ti, Hijo Unigénito; a ti, Espíritu Santo Paráclito, santa e individua Trinidad, de todo corazón os confesamos, alabamos y bendecimos. A ti se dé la gloria por los siglos de los siglos.

V. Bendigamos al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.

R. Alabémosles y ensalcémosles por todos los siglos.

Oración. Omnipotente y sempiterno Dios, que has concedido a tus siervos el don de conocer la gloria de la eterna Trinidad en la confesión de la verdadera fe, y la de adorar la Unidad en el poder de tu majestad, te rogamos que, por la firmeza de esta misma fe, nos veamos siempre libres de todas las adversidades. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.