Actualizado el jueves 19/ABR/18

Quince minutos con el Ángel Custodio

Mi pastor. 

Ángel Custodio mío, tú eres mi Pastor, el que me guía por esta tierra a pastos saludables y me conduces a las aguas tranquilas. Tú me defiendes del lobo, es decir, del demonio, y yo quisiera invocarte más frecuentemente, pero a veces estoy tan enfrascado en mis problemas, que me olvido que tú eres la gran ayuda que Dios ha puesto en mi vida. Guíame siempre por el camino del bien, y si alguna vez me desvío de este camino, te pido por favor que me devuelvas a la senda correcta. Prefiero tus reproches, antes que las adulaciones y alabanzas del demonio. Yo sé que sin ti estaría perdido, porque desde mi más tierna infancia tú me proteges y amparas. Creo que lo seguirás haciendo y, especialmente en el momento de mi muerte, estarás presente a mi lado para luchar contra el enemigo infernal que querrá jugar su última carta y arrebatarme al Cielo para llevarme con él a su Infierno. Por eso te pido especialmente que estés junto a mí en la muerte, ya que no sé dónde será y en qué circunstancias; no sé si tendré la oportunidad de recibir los santos Sacramentos, si tendré alguna ayuda humana de mis parientes o amigos; pero sé que podré contra contigo, mi fiel amigo y pastor. Es por esto que desde hoy quiero pedirte que no me abandones en ese momento decisivo de mi vida y de mi eternidad.


Todos los días debemos tener por lo menos unos quince minutos de trato personal con nuestro Ángel Custodio.

Es por eso que hoy, martes 7 de julio de 2009, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con nuestro Ángel Custodio esos quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con nuestro Ángel de la Guarda y con el paso del tiempo nuestro hablar con él se hará muy frecuente y lleno de confianza.

¡Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez confiemos más en nuestro Ángel Custodio que Dios ha puesto a nuestro lado para protección y ayuda!

Ver página sobre los Ángeles

Si desea recibir estos textos para hacer todos los días los QUINCE MINUTOS CON EL ÁNGEL CUSTODIO, por favor SUSCRÍBASE AQUÍ.