Actualizado el jueves 23/NOV/17

Quince minutos con el Ángel Custodio

A ser puro. 

Ángel Custodio mío, enséñame a ser puro. Tú que eres un espíritu purísimo y no conoces las tentaciones de la carne, ayúdame a mí que soy un pobre hombre a permanecer puro de cuerpo y alma, porque sé que la virtud de la pureza es una de las más apreciadas por Dios y por la Virgen, y solo los puros de corazón verán a Dios. Auxíliame en medio de este mundo que está dominado por el espíritu de la lujuria que ha seducido a todas las naciones de la tierra. Hoy, como siempre, el mundo se burla de los puros. Pero es que si no somos puros no nos salvaremos, y el demonio esto lo sabe muy bien e inunda el mundo con la impureza, en los medios de comunicación, especialmente a través de la televisión. Ángel mío, dame un poco de tu virtud de la pureza, sopla con tu aliento de Cielo sobre mi carne tentada y mi mente turbada. Ayúdame a guardar mis sentidos, especialmente el de la vista, que es por donde entra el mal en el alma. Enséñame a ser de nuevo como un pequeño, inocente, sin malicia, como eres tú. Dicen que los amigos al estar juntos mucho tiempo, terminan pareciéndose uno al otro. Yo comparto contigo desde mi nacimiento y espero que cada día me parezca más a ti, que eres perfecto y agradable al Altísimo. ¡Ayúdame, Ángel mío; te encomiendo mi alma y mis sentidos!


Todos los días debemos tener por lo menos unos quince minutos de trato personal con nuestro Ángel Custodio.

Es por eso que hoy, martes 7 de julio de 2009, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con nuestro Ángel Custodio esos quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con nuestro Ángel de la Guarda y con el paso del tiempo nuestro hablar con él se hará muy frecuente y lleno de confianza.

¡Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez confiemos más en nuestro Ángel Custodio que Dios ha puesto a nuestro lado para protección y ayuda!

Ver página sobre los Ángeles

Si desea recibir estos textos para hacer todos los días los QUINCE MINUTOS CON EL ÁNGEL CUSTODIO, por favor SUSCRÍBASE AQUÍ.