Actualizado el viernes 7/SEP/18

Quince minutos con el Espíritu Santo

El Esposo de María 

El Verbo de Dios se ha engendrado en María por obra y gracia del Espíritu Santo, que desde ese momento se convirtió en el Esposo de la Virgen. Si queremos tener una sobreabundancia de dones y gracias del Espíritu, es necesario que María habite en nuestra alma, y así el Paráclito volará presuroso y pleno de regalos a nuestro corazón, porque cuando el Espíritu Santo ve que un alma se ha marializado, es decir, que María ha tomado posesión de ella, entonces viene en plenitud y nos transforma completamente. Debemos formar a Cristo en nosotros. Cristo debe nacer y crecer en nuestra alma, hasta que no seamos nosotros los que vivamos sino Cristo el que vive y obra en nosotros. Pero para que nazca Cristo es necesario que primero sea concebido, y esta gracia la obtenemos a través de María y el Espíritu Santo, que conciben en nosotros a Jesús, el Verbo de Dios. La vida cristiana es una imitación de Cristo, un hacerse otro Cristo, y eso se logra solo con la acción del Esposo y la Esposa, es decir, el Espíritu y la Virgen. Por eso te pedimos, Espíritu de amor, que vengas a nosotros y generes al Hijo Unigénito del Padre para que nuestro corazón sea un nuevo pesebre de Belén.


Debemos acostumbrarnos a hablar todos los días con el Espíritu Santo, pues Él es el Santificador de nuestras almas. Es por eso que hoy, 5 de junio de 2009, Primer Viernes de Mes, dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con el Divino Espíritu durante quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con el Espíritu Santo y con el paso del tiempo nuestro hablar con Él se hará ininterrumpido.

Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez amemos más al Espíritu de Dios

Ven Espíritu Santo,

ven por medio de la poderosa intercesión

del Corazón Inmaculado de María,

tu amadísima Esposa

Más sobre el Espíritu Santo...

 

Si desea recibir estos textos para hacer los QUINCE MINUTOS CON EL ESPÍRITU SANTO, por favor SUSCRÍBASE AQUÍ.