Actualizado el miércoles 14/MAR/18

Quince minutos con el Espíritu Santo

El Santificador 

¡Cuántas almas están como estancadas en el camino de la perfección, de la santidad, porque no invocan al Espíritu Santo que es el Santificador! Yo, Señor mío, no quiero ser de su número sino que a partir de hoy te prometo invocarte frecuentemente. Desde el amanecer, cuando me despierte, lo primero que haré será invocarte para que todo mi día goce de tu asistencia continua, de tus inspiraciones y consejos, y te invocaré con la oración que te es tan agradable y que nos enseñó tu Esposa, la Santísima Virgen: “VEN ESPÍRITU SANTO, VEN POR MEDIO DE LA PODEROSA INTERCESIÓN DEL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA, TU AMADÍSIMA ESPOSA”. Con esta oración te llamaré en mi ayuda y me pondré bajo tu guía, y espero repetirla también antes de comenzar alguna acción importante de mi jornada, porque como nos ha dicho la Reina de la Paz: “Pidan el Espíritu Santo, porque el que posee el Espíritu Santo, lo tiene todo”. Yo quiero obedecer a María e invocarte muchas veces en el día, y así tendré tu asistencia continua y seré feliz ya aquí en esta tierra, porque tú eres Espíritu de Gozo y de Alegría espiritual. ¡Te amo, Espíritu Santo, y quiero que me poseas completamente y me hagas cada día más santo y más sabio!


Debemos acostumbrarnos a hablar todos los días con el Espíritu Santo, pues Él es el Santificador de nuestras almas. Es por eso que hoy, 5 de junio de 2009, Primer Viernes de Mes, dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con el Divino Espíritu durante quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con el Espíritu Santo y con el paso del tiempo nuestro hablar con Él se hará ininterrumpido.

Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez amemos más al Espíritu de Dios

Ven Espíritu Santo,

ven por medio de la poderosa intercesión

del Corazón Inmaculado de María,

tu amadísima Esposa

Más sobre el Espíritu Santo...

 

Si desea recibir estos textos para hacer los QUINCE MINUTOS CON EL ESPÍRITU SANTO, por favor SUSCRÍBASE AQUÍ.