Actualizado el miércoles 9/AGO/17

Quince minutos con el Espíritu Santo

Quien consuela. 

Espíritu Santo, con razón te llama la Iglesia: “Consolador”, pues tú consuelas a los hombres en todas sus penas, y si nosotros nos preocupáramos más por hablar contigo y pedirte consejo, entonces ya las penas de esta vida se convertirían en dulzuras, porque junto a ti la vida es agradable y no hay nada por qué temer. Y necesitamos tanto de tus consuelos divinos, porque en este tiempo la maldad de los hombres ha aumentado mucho y los demonios, hoy más que nunca, tratan de descorazonarnos y hacernos perder la gracia, la paz y la esperanza, arrojándonos en el desaliento y en la desesperación. Entonces tenemos gran necesidad de ti, divino Espíritu Santo Consolador, para que nos des ánimo en el combate y nos cures las heridas espirituales que sufrimos en la lucha. Ya Jesús nos dijo que si un padre de la tierra sabe dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre eterno dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan! Es decir que el Señor quiere decirnos que el mayor don que nos puede dar el Padre, es justamente a ti, Espíritu de Amor. Por eso a partir de hoy pediré más insistentemente al Padre de los Cielos que me conceda que tú, Espíritu Divina, me colmes el alma y me lleves a las altas cimas de la santidad. Porque sin ti, nada puedo hacer de bueno; y todo lo bueno que hago es por tus inspiraciones que, en el futuro espero obedecerlas más fielmente.


Debemos acostumbrarnos a hablar todos los días con el Espíritu Santo, pues Él es el Santificador de nuestras almas. Es por eso que hoy, 5 de junio de 2009, Primer Viernes de Mes, dedicado al Sagrado Corazón de Jesús, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con el Divino Espíritu durante quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con el Espíritu Santo y con el paso del tiempo nuestro hablar con Él se hará ininterrumpido.

Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez amemos más al Espíritu de Dios

Ven Espíritu Santo,

ven por medio de la poderosa intercesión

del Corazón Inmaculado de María,

tu amadísima Esposa

Más sobre el Espíritu Santo...

 

Si desea recibir estos textos para hacer los QUINCE MINUTOS CON EL ESPÍRITU SANTO, por favor SUSCRÍBASE AQUÍ.