Actualizado el jueves 17/AGO/17

Quince minutos con Jesús Misericordioso

Vivir el momento presente.

Señor, ayúdame a vivir en plenitud el momento presente, que es el único que me pertenece, pues mi pasado lo confío a tu Misericordia, y el futuro a tu Providencia. Ten misericordia de mí, Jesús mío, porque a veces pierdo el tiempo inútilmente y desaprovecho las ocasiones de hacer mucho bien, muchas buenas obras para gloria tuya y salvación mía y de mis hermanos. No permita que la pereza me venza, sino ayúdame a ser valiente y decidido, abnegado y magnánimo, para que emprenda grandes cosas por ti y por las almas. Yo sé que por mí mismo soy menos que nada, pero estando contigo soy todopoderoso, pues tú eres Dios, y si estás conmigo, ¿quién estará contra mí? Jesús, enséñame a vivir un día a la vez, ya que tú nos enseñaste a pedir en el Padrenuestro el pan de cada día, queriendo con ello indicarnos que debemos pedir a Dios las ayudas necesarias día por día, constantemente, perseverantemente en la oración. Te amo, Jesús mío, ten misericordia de mí.


Todos los días debemos tener por lo menos unos quince minutos de oración personal con Jesús Misericordioso, de ser posible frente a su Imagen.

Es por eso que hoy, sábado 18 de abril de 2009, Víspera de la Fiesta de la Divina Misericordia, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con Nuestro Señor durante esos quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con Jesús y con el paso del tiempo nuestro hablar con Él se hará ininterrumpido.

¡Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez amemos más a Jesús Misericordioso!

Jesús, en Vos confío.

 

Si desea recibir estos textos para hacer todos los días los QUINCE MINUTOS CON JESÚS MISERICORDIOSO, suscríbase a los Apóstoles de la Divina Misericordia haciendo CLIC AQUÍ