Actualizado el lunes 22/MAY/17

Reflexión mariana

Con María 

Cuando los Reyes Magos llegaron a la casa de Belén, encontraron al Niño Dios junto con su Madre. Ella se los presentó y ellos lo adoraron, ofreciéndole orto, incienso y mirra. Porque María nunca está sola, sino que siempre está con Jesús; y Jesús nunca está solo, sino siempre está con María. Desde la Anunciación del Ángel Gabriel ya nunca más se separarán. Por eso nosotros también debemos ir a María si queremos encontrar a Jesús. María es como la mediadora entre Jesús y nosotros y le habla a Jesús en favor nuestro. Ella lo convence para que el Señor se incline en nuestro favor, nos perdone los pecados y nos colme de bendiciones y gracias. Cada vez que vamos a María, encontramos a Jesús, porque María es como el vestido de Jesús.

Si desea recibir estas Reflexiones marianas en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ