Actualizado el jueves 13/SEP/18

Reflexionando con la Biblia

Castigo de la mujer. 

Después dijo a la mujer: “Multiplicaré tus dolores y tus preñeces; con dolor darás hijos a luz; te sentirás atraída por tu marido, pero él te dominará.” (Génesis 3, 16). 

Reflexión: 

Aquí tal vez está la verdad de por qué las mujeres son más sufridas que los varones, son más resistentes a los dolores. Los varones siempre somos un poco cobardes para sufrir. En cambio las mujeres saben llevar bien sus numerosos sufrimientos. Es porque están acostumbradas al dolor, que desde Eva, se han multiplicado sobre ellas. Parece que este dominio del varón sobre la mujer no estaba en los planes iniciales de Dios, ya que en el Paraíso, Dios, cuando creó a la mujer, dijo: “Hagámosle una ayuda semejante al hombre”. Y si es “ayuda semejante” es porque ambos estaban en el mismo plano. Pero ahora el hombre domina a la mujer. Aunque a veces ocurre al revés, y si la mujer sabe usar bien sus artes y dotes, muchas ocasiones resulta ser la que domina la situación. Cuando la mujer quiere tener la razón a los gritos, entonces es el hombre que domina. Pero cuando la mujer, utiliza su dulzura y ternura, entonces el hombre fácilmente se doblega a su querer. Y cuando la gracia va trabajando, entonces ambos se van haciendo santos y llegan a restablecer en gran parte el proyecto original de Dios. María, por ejemplo, como estaba llena de gracia, no tuvo dolores de parto ni conoció la muerte como la conocemos nosotros.

Si desea recibir esta Reflexión en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ