Actualizado el lunes 14/AGO/17

Reflexionando con la Biblia

Plan de Dios. 

Entonces dijo Yahvé Dios: “No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda semejante a él”. (Génesis 2, 18) 

Reflexión: 

Ese es el plan de Dios desde el principio: que la mujer sea una ayuda para el hombre. Pero dadas las cosas como están después del pecado original, esto no se cumple porque la mujer, seducida por la serpiente, arrastra al hombre al pecado y al crimen. Pero si la mujer trata de ser santa, entonces vuelve a cumplir este propósito para el que Dios la creó, y vuelve a ser la ayuda adecuada al hombre. Lo vemos muy claramente en la Santísima Virgen, nueva Eva, que fue y es la ayuda adecuada a Jesús, nuevo Adán, ya que la Virgen estuvo en los momentos más importantes de la vida del Señor y ahora le sigue ayudando para engendrar hijos para el Cielo. Las mujeres deben tomar conciencia del papel tan importante que tienen en el mundo y en la sociedad, porque ellas están hechas para amar. Por ellas los hombres se hacen conquistadores, héroes y santos; pero también por ellas, los hombres pueden hacerse ladrones, asesinos y réprobos.

Si desea recibir esta Reflexión en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ