PORTADA

(Página principal)

Clic aquí para ver el Índice

DEVOCIONES

Inmaculado Corazón

Santo Rosario

Sagrado Corazón

Cinco Sábados

Via Crucis

Siete Dolores de María

Divina Misericordia

Santas Llagas

San Miguel Arcángel

Quince Oraciones

Acto de amor

Escapulario

Medalla Milagrosa

Eucaristía

Espíritu Santo

Purgatorio

Tres Avemarías

Hora de la gracia

Oraciones Virgen San Nicolás

Consagración a María

Consagración a Jesús

Llaga del hombro

Divino Niño Jesús

Divina Infantita

Santa Faz de Jesús

Nombre de María

Medalla San Benito

San José

Ofrecimiento de vida

Medalla Virgen San Nicolás

Dos grandes Novenas

Lágrimas de Jesús
y de  María

Nuestra Señora
de la Confianza

Seis Primeros Jueves

Oraciones de Santa Brígida durante 12 años

Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo

Agua bendita

Libro de Devociones

MEDITACIONES

Una hora con Jesús

La hora del Getsemaní

La hora de la Dolorosa

Una hora de preparación para la muerte

El Ave María

El Padre nuestro

La santidad

La Fe

Oración y Bondad de Dios

La misericordia

La Gracia

Dios no me escucha

NOVENAS

María del Rosario

Santa Teresita

Santa Maravillas

Difuntos

Divino Niño Jesús

De la gracia

De la Misericordia

PENSAMIENTOS

Santa Madre Maravillas

Santa Margarita Alacoque

San Padre Pío

APOLOGÉTICA

Teoría darviniana

Racionalismo

LIBROS

Fundamentos y Práctica de la Vida Mariana

El secreto de María

Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María

Carta a los Amigos
de la Cruz

El misterio del más allá

El Gran medio
de la Oración

Mensajes de María del Rosario de San Nicolás

Obra de María Valtorta

MARÍA SANTÍSIMA

Socios de la Virgen

Reina de la Paz

Virgen de Fátima

Historia de María del
Rosario de San Nicolás

Señora de todos
los Pueblos

Método para
consagrarse a María

Nuestra Señora la que Desata los Nudos

OTROS TEMAS

Oraciones básicas

Las Indulgencias

Enfermos

Visión del Cielo

Visión del infierno

Amar a Dios

Examen de conciencia

Poder del Nombre de Jesús

La meditación

La oración

Pedir oración

Ofrecer Reparación

Voluntad de Dios

Fidelidad a la gracia

El abandono confiado
a la Divina Providencia

Cenáculo (MSM)

Reflexiones

Galería de imágenes

Mensajes de Dios Padre

Gloria Polo vuelve de la muerte

Sueño Don Bosco

Los temperamentos

Televisión

Aborto

Homosexuales

Discotecas

Recemos por la Paz

Ángeles

VARIOS

Descarga de archivos

Enlaces

Todos los mensajes

Revista Católica

INFORMACIÓN:

Suscribirse

Contacto

PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

 

"Uno de los soldados atravesó su costado y al punto salió Sangre y Agua" (Juan 19, 34)

"La Iglesia nació del costado herido de Jesús" (Concilio Vaticano II)

"Este nacimiento y desarrollo se significan por medio de aquella Sangre y Agua que salieron del costado abierto de Jesús crucificado". (De Ecclesia, 3)

"La Sangre servirá de señal en las casas donde estéis; al ver Yo la Sangre, pasaré de largo y la plaga exterminadora no os alcanzará". (Ex 12, 13).

"Todos los demonios unidos, son impotentes sobre aquellos que se cubren con la Divina Sangre y buscan refugio en las Llagas de Jesús". (San Gaspar de Búfalo).

 

ROSARIO A LA PRECIOSA SANGRE DE JESUCRISTO

Doce promesas de Nuestro Señor Jesucristo a quien devotamente rece el Rosario de la Preciosa Sangre:

1. Yo prometo proteger de los ataques del maligno a quien devotamente rece este rosario.

2. Yo preservaré sus cinco sentidos.

3. Yo lo protegeré de una muerte súbita.

4. Doce horas antes de su muerte, beberá Mi Sangre Preciosa y comerá Mi Cuerpo.

5. Veinticuatro horas antes de su muerte, le mostraré Mis cinco Llagas, para que sienta un profundo arrepentimiento de todos sus pecados, y tenga perfecto conocimiento de ellos.

6. Quien rece este Rosario como novena, conseguirá lo que pide. Su oración será contestada.

7. Yo realizaré muchos milagros maravillosos a través del rezo de este Rosario.

8. A través de esta oración, destruiré muchas sociedades secretas, y liberaré muchas almas atadas, por medio de Mi Misericordia.

9. A través de este Rosario, salvaré muchas almas del Purgatorio.

10. Yo le mostraré Mi camino a quien honre Mi Preciosa Sangre con este Rosario.

11. Yo tendré misericordia de aquellos que tengan misericordia de Mis Preciosas Llagas y Sangre.

12. Quienquiera que enseñe esta oración a otra persona, ganará una indulgencia de cuatro años.



MODO DE REZAR EL ROSARIO DE LA PRECIOSA SANGRE DE JESUCRISTO:

En la Cruz - En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Oración al Espíritu Santo.
Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de Tus fieles, y enciende en ellos el fuego de Tu amor. Envía Tu Espíritu y todo será creado. Y renovarás la faz de la tierra.
Oremos: Oh Dios, que instruiste los corazones de Tus fieles con la luz del Espíritu Santo, concédenos que animados y guiados por este mismo Espíritu, aprendamos a obrar rectamente siempre, y gocemos de la dulzura del Bien y de Sus divinos consuelos.
Por Cristo Nuestro Señor. Así sea.

CREDO: Creo en Dios Padre...

(inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre!
Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!
En la cuenta blanca: Padre Nuestro...
En las tres cuentas rojas: Ave María... (3 veces), Gloria al Padre...


En la cuenta grande: (inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.


PRIMER MISTERIO: La Mano derecha de Nuestro Señor Jesús, es clavada.
(pausa para breve meditación)

Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Mano derecha, y por el dolor causado por el clavo que la atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, salve a los pecadores del mundo entero y convierta muchas almas! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las Heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!

Padre Nuestro... Ave María.

En las 12 cuentas:

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!

Gloria al Padre...

En la cuenta grande: (inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre. Amén.


SEGUNDO MISTERIO: La Mano izquierda de Nuestro Señor Jesús es clavada.
(pausa para breve meditación)

Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Mano izquierda, y por el dolor causado por el clavo que la atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, salve almas del purgatorio y proteja a los moribundos de los ataques de los espíritus infernales! Amén

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!

Padre Nuestro -Ave María

En las 12 cuentas:
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!

Gloria al Padre...

En la cuenta grande: (inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.


TERCER MISTERIO: El pie derecho de Nuestro Señor Jesús es clavado.
(pausa para breve meditación)

Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Pie derecho y por el dolor causado por el clavo que lo atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella, cubra los cimientos de la Iglesia Católica contra los planes del reino oculto y los hombres malignos!. Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!

Padre Nuestro -Ave María

En las 12 cuentas:
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero! Gloria al Padre...

En la cuenta grande: (inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.


CUARTO MISTERIO: El Pie izquierdo de Nuestro Señor Jesús es clavado.
(pausa para breve meditación)

Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Pie izquierdo, y por el dolor causado por el clavo que lo atravesó, la Preciosa Sangre que brota de ella nos proteja en todos nuestros caminos de los planes y ataques de los espíritus malignos y sus agentes! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!

Padre Nuestro -Ave María

En las 12 cuentas:
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!

Gloria al Padre...

En la cuenta grande: (inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.


QUINTO MISTERIO: El Sagrado Costado de Nuestro Señor Jesús es traspasado.
(pausa para breve meditación)

Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu Sagrado Costado, y por el dolor causado por la lanza que lo traspasó, la Preciosa Sangre y Agua que brotan de ella, sane a los enfermos, resucite a los muertos, solucione nuestros problemas presentes, y nos enseñe el camino hacia Nuestro Dios para la Gloria eterna! Amén

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!

Padre Nuestro -Ave María

En las 12 cuentas:
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!

Gloria al Padre…

En la cuenta grande: (inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la 'Sagrada Cabeza de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, Luz del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús! (3 veces)
La Salve: Dios te salve Reina y Madre...


Oremos
Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo, te honramos, te alabamos y te adoramos por Tu obra de eterna alianza que trae paz a la humanidad. Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús. Consuela al Padre Todopoderoso en Su trono, y lava los pecados del mundo entero. Que todos te reverencien, oh Preciosa Sangre, ten misericordia. Amén.

(Lea o descargue aquí la Devoción a la Preciosísima Sangre)

 


Oración a la Preciosísima Sangre

Oh Sangre Preciosísima de Jesús, precio infinito de rescate del universo, bebida y baño de nuestras almas, que defiendes la causa de la humanidad delante del trono de la suprema Misericordia, nosotros te adoramos profundamente.

Quisiéramos, en cuanto es posible, compensarte por la ingratitud y los ultrajes que recibes continuamente de tantos pecadores, sobre todo de los temerarios que se atreven a blasfemar de ti.

Seas siempre bendita, oh Sangre de infinito valor y sea mil veces bendito Jesús que te ha derramado por nuestra salvación. ¡Su inmenso amor por nosotros ha sido el que te ha hecho fluir de sus venas hasta la última gota!

Oh Sangre de Redención y Vida, de unidad y de paz, fuente de Gracia y prenda de Vida Eterna, haz que todos los corazones y todas las lenguas puedan alabarte, bendecirte y darte gracias ahora y siempre. Amén.

¡Señor Jesucristo, que nos has redimido con tu Sangre Preciosa, nosotros te adoramos!

Precio infinito del rescate del universo, místico baño de nuestras almas, tu Sangre divina es prenda de nuestra salvación junto al Padre Misericordioso.

Seas siempre bendito y te sean dadas gracias, Jesús, por el don de tu Sangre, que con Espíritu de Amor eterno has ofrecido hasta la última gota para hacernos partícipes de la Vida Divina.

La Sangre que ha derramado por nuestra Redención nos purifique del pecado y nos salve de las insidias del maligno. La Sangre de la nueva y eterna alianza, nuestra bebida en el Sacrificio Eucarístico, nos una a Dios y entre nosotros en el amor, en la paz y en el respeto de toda persona, especialmente de los pobres.

Oh Sangre de Vida, de unidad y de paz, misterio de Amor y fuente de Gracia, embriaga nuestros corazones del Santo Espíritu.

Señor Jesús, quisiéramos compensarte por las ingratitudes y los ultrajes que recibes continuamente de los pecados de tus criaturas. Acepta nuestra vida en unión con el ofrecimiento de tu Sangre, para que podamos completar en nosotros lo que falta a tu Pasión por el bien de la Iglesia y por la Redención del mundo.

Señor Jesucristo, haz que todos los pueblos y todas las lenguas te puedan bendecir y dar gracias en la tierra y en la Gloria de los Cielos con el canto de alabanza: "Nos has redimido, oh Señor, con tu Sangre y has hecho de nosotros un reino para nuestro Dios". Amén

Consagración a la Sangre Preciosísima de Nuestro Señor Jesucristo.

Consciente de mi nada y de tu Grandeza, misericordiosísimo Salvador, postrado ante tus pies, te agradezco tantas gracias, hechas a mí, criatura ingrata, particularmente porque por medio de tu Preciosísima Sangre, me has liberado de la potestad de las tinieblas satánicas y me has trasladado a tu Reino.

En presencia de la Madre de Dios, del Ángel de mi guarda y de mis patronos y de toda la corte celestial, yo me consagro, oh mi Jesús, con corazón sincero y libremente, a la Preciosísima Sangre, con la que tú redimiste al mundo del pecado, de la muerte y del infierno.

Yo te prometo, con el auxilio de tu gracia y según mis fuerzas, hacer revivir la devoción a tu Preciosísima Sangre, en loor de nuestra redención, y propagarla, a fin de que tu adorable y Preciosísima Sangre sea honrada y glorificada por todos. De esta manera quiero reparar mi infidelidad hacia tu Preciosísima Sangre y expiar las profanaciones cometidas contra ella.

Mírame aquí mi Jesús, yo te ofrezco el amor y las adoraciones ofrecidas por tu Santísima Madre, tus discípulos fieles y de todos los santos a tu Preciosísima Sangre. No recuerdes más mi infidelidad y frialdad y perdóname todas las ofensas hechas a ti.

Rocíame, oh Divino salvador, con tu Sangre Preciosísima, para que te ame, amor Crucificado desde ahora para siempre, para ser digno del precio de Nuestra Redención.

Vea también:

- Divina Misericordia - Santas Llagas - Sagrado Corazón - Eucaristía

Ir arriba 

 

 

 

 

Pedir oración

Ofrecer Reparación

Libro de Visitas

Suscríbase aquí y reciba mensajes en su correo electrónico

Contacto