Actualizado el jueves 7/DIC/17

Ser santos

Todos estamos llamados a ser santos.

Dios, desde el momento que nos creó, tiene preparado en el Cielo un puesto para cada uno de nosotros, y a ese puesto llegaremos si nos decidimos a ser santos.

No importa que no alcancemos una santidad clamorosa, porque tal vez no lleguemos a la cumbre de la santidad. Pero siempre será un gran bien que subamos por la ladera del monte de la santidad hasta llegar lo más alto que podamos.

Recordemos que en la vida espiritual no hay estancamientos: pues o se sube, o se baja, pero nunca uno queda en el mismo lugar. Por eso nuestra voluntad siempre debe estar tensa hacia lo alto. Tratar de subir a toda costa. Subir corriendo, caminando o arrastrándonos, pero subir. Y si caemos en el camino, que nuestro brazo señale la cumbre, es decir, poner toda nuestra voluntad en alcanzar la cima. Y no dudemos de que alcanzaremos lo que nos proponemos, porque ya lo ha dicho el Señor que el que busca, encuentra y al que llama se le abrirá, solo que hay que ser insistentes en perseguir la santidad.

Por supuesto que alcanzaremos la santidad con la ayuda de Dios, porque la mayor parte la tendrá que poner Dios, ya que solos no podemos ni dar un paso sin equivocarnos. Pero con la gracia de Dios llegaremos alto, a la santidad, o por lo menos llegaremos lo más cerca de la santidad que nos sea posible.

Es que la vida sobre la tierra es justamente para eso, para que ganemos el puesto que Dios, desde toda eternidad, nos tiene preparado en el Cielo, junto a Él. Y si desperdiciamos la vida en frivolidades, diversiones y pasatiempos inútiles, no solo perderemos esa oportunidad de ser santos y alcanzar un alto de grado de gloria en el Cielo, sino que comprometemos nuestra salvación, arriesgándonos a ir al Infierno.

Hay que esforzarse por entrar por la puerta estrecha y el camino angosto, porque son muchos los que van por el camino espacioso de los placeres mundanos, camino que lleva a la perdición eterna.

Si desea recibir estos textos en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ