Anotaciones del día: El mal, de cualquier naturaleza que sea, nunca puede venir de Dios, sino que viene del Maligno y de los hombres malvados; pero Dios a veces lo permite para sacar un bien de él.