Anotaciones del día: En la vida espiritual no hay estancamientos, sino que o se avanza o se retrocede, pero uno nunca queda en el mismo nivel. Ojalá nos esforcemos por adelantar siempre.