Anotaciones del día: La cuestión más importante que tenemos entre manos, la única importante, es la salvación de nuestra alma. Porque si nos condenamos habremos fracasado para siempre, y si nos salvamos seremos triunfadores por toda la eternidad.