Actualizado el domingo 9/MAY/21

Catequesis mariana

María adelanta los tiempos. 

Dios no puede negarle nada a María, porque es su criatura predilecta, ya que es su Hija, Esposa y Madre. Por eso la Virgen ha podido adelantar la venida del Mesías al mundo, ya que Ella, con una oración ardentísima, hizo que el Verbo se encarnara muy pronto, cumpliendo las palabras proféticas del Libro, pero lo más urgentemente posible. Y así María obtuvo lo que no obtuvieron tantos justos y profetas del Antiguo Testamento, a pesar de que eran muy santos. La Virgen también adelantó el tiempo de la manifestación pública de Jesús, ya que en las Bodas de Caná, Jesús hizo el primer milagro por pedido expreso de María, aunque como dijo el Señor allí mismo “aún no había llegado la hora”. María Santísima también adelantó la resurrección de Jesús, porque no fueron tres días los que Jesús estuvo muerto, puesto que la Virgen, con su gran amor y deseos de volver a ver a su Hijo, pidió que resucitara antes, y lo obtuvo de Dios. Es de esperar que en los tiempos de la Gran Tribulación, en que estamos entrando  ahora, y en los tiempos del Anticristo, que no están lejanos, es de esperar digo, que la Virgen acorte los tiempos de sufrimiento, y traiga antes a Cristo sobre la tierra para que el Reino de Dios se extienda de un extremo al otro del mundo. Confiemos siempre en María, que es la Omnipotencia Suplicante, es decir, la que todo lo puede con su oración.

Si desea recibir esta Catequesis mariana periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

«¡De Maria numquam satis!: ¡De María nunca se dirán bastantes cosas!».