Actualizado el sábado 27/NOV/21

Catequesis mariana

María, la Sonrisa de Dios. 

María es la Sonrisa de Dios, porque Ella transmite la dulzura y la alegría del Señor a las  criaturas.

María es la Causa de nuestra alegría, como la llaman las letanías lauretanas, y quien se siente triste o cansado, hastiado de este mundo traidor, encuentra en María el consuelo y la fuerza para seguir caminando por esta vida con el sol en el corazón y la alegría en el alma.

Invoquemos a María, que Ella nos consolará en todas nuestras penas, ya que estamos en esta tierra que es un valle de lágrimas, como bien reza la Salve, pero que María puede convertir en un valle de alegría sin fin, porque con su sonrisa la Virgen infunde coraje a los bravos soldados de Jesús, que tienen que combatir contre el mundo, el demonio y la carne.

María es la que ha sonreído a los mártires para infundirles valor y confianza en el momento de su martirio, y es la que ha sacado fuerzas de donde no tenía, para sonreírle a su Hijo que moría en la cruz, para confortarlo y no dejar que cayera en la desesperación.

María nos sonríe ahora a nosotros, y cada vez que estemos tristes, miremos a María que con su sonrisa hará salir otra vez el sol en nuestra vida, en nuestro corazón.

Si desea recibir esta Catequesis mariana periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

«¡De Maria numquam satis!: ¡De María nunca se dirán bastantes cosas!».