Consejo de hoy: Tratemos de recibir la Eucaristía lo más frecuentemente que podamos, de ser posible todos los días, porque es el Pan de los Fuertes que nos alimenta en el camino.