Actualizado el miércoles 17/OCT/18

Dios es bueno y nos ama

Dios creó el Purgatorio. 

Porque Dios es Bueno y nos ama, creó el Purgatorio, para que los que murieran en gracia de Dios pero con deudas a la Justicia divina, puedan purificarse antes de entrar al Cielo.

Y no creamos que es Dios quien envía a las almas al Purgatorio, sino que son las mismas almas, que al verse manchadas y sucias, no se atreven a unirse a Dios, que es la Pureza infinita, y solas se van al fuego purificador.

Es lo mismo que sucede con una esposa cuando quiere unirse a su esposo. Si la esposa se encuentra sucia, no se animará a unirse a su esposo que está perfectamente limpio, sino que querrá bañarse y limpiarse, para estar bella y así poder abrazar sin temor al amado.

Por eso Dios ha creado el Purgatorio como un invento de su amor, para permitir a las almas que se limpien y se puedan unir a su felicidad.

Y si Dios es bueno, ¿por qué creó el Infierno?

Efectivamente el Infierno ha sido creado por Dios, pero no va en contra de la bondad y misericordia divinas y es conforme a la Justicia.

Pero los que son irremediablemente malos, no pueden cambiar, se han convertido en verdaderos demonios, y quieren irse al Infierno.

¡Bendito sea Dios!

Si desea recibir estos textos en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

En esta sección creada el 11 de Julio de 2011, memoria de San Benito abad, iremos meditando sobre la bondad de Dios y el amor que Él tiene hacia nosotros. Porque no hay nada que ayude más en la vida espiritual que el sabernos amados por Dios en todas las circunstancias, confiando en que Él es la Bondad infinita y que de Él no puede venirnos nunca ningún mal.