Actualizado el viernes 19/JUL/24

Dios es bueno y nos ama

Hermoso cuadro. 

Una vez un hombre vio un hermoso cuadro, que tenía un paisaje maravilloso. Pero este cuadro tenía un secreto: se podía apreciar a la distancia, pues cuando uno se acercaba no veía nada, sino solo manchas de color. En cambio al alejarse, uno podía contemplar la belleza de esa pintura.

Así sucede también con nuestra vida, que muchas veces no entendemos los porqués, justamente porque estamos metidos en nuestra vida, estamos muy cerca del cuadro de nuestra vida, y no entendemos ni vemos la totalidad de las cosas.

Pero llegará un día, cuando vayamos al Cielo, en que veremos desde lejos y de otra perspectiva nuestra vida, y entonces entenderemos y contemplaremos los caminos maravillosos por los que nos llevó Dios.

Entonces, ya que esto sucederá algún día, ¿por qué ya desde ahora mismo no confiamos más en Dios, sabiendo que Él todo lo dispone en nuestra vida para nuestro bien y porque nos ama?

Dios no nos pide que entendamos, sino que creamos, que confiemos en Él. Es lo que no quiso hacer Eva, y se dejó guiar por la serpiente y conoció lo que no debía haber conocido nunca.

Cuando estemos en el Paraíso podremos saber sin ningún peligro, todos los misteriosos porqués. Pero aquí en la tierra solo confiemos en Dios y tengamos bien en claro que hasta en las pruebas más duras, está el amor de Dios detrás de ellas.

¡Bendito sea Dios!

Si desea recibir estos textos en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

En esta sección creada el 11 de Julio de 2011, memoria de San Benito abad, iremos meditando sobre la bondad de Dios y el amor que Él tiene hacia nosotros. Porque no hay nada que ayude más en la vida espiritual que el sabernos amados por Dios en todas las circunstancias, confiando en que Él es la Bondad infinita y que de Él no puede venirnos nunca ningún mal.