Actualizado el domingo 20/NOV/22

Enseñanzas del Evangelio

Como las aves.

 

Miren las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y su Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes más que ellas? (Mt 6, 26). 

Enseñanza: 

¡Cuánto ama Dios a los pájaros, a las aves del cielo! Y si así ama el Señor a estos animalitos, ¡cuánto más nos amará a nosotros, hombres creados a su imagen y semejanza! Por eso no debemos preocuparnos por lo material, porque si nos dedicamos enteramente a extender el Reino de Dios en nosotros y en nuestro entorno, entonces Dios no dejará que nos falte nada de lo material de que tengamos necesidad, e incluso tendremos de sobra y comprobaremos qué bueno es Dios con nosotros, sus hijos.

También Jesús al ponernos el ejemplo de las aves, quiere que imitemos su forma de vida, puesto que los pajaritos están siempre contentos, se conforman con una arañita o una semillita para su buche, y siempre cantan de agradecimiento. Y con un nido modesto y el posarse en una ramita es suficiente para ellos, para ser felices.

Imitémoslos nosotros, que muchas veces buscamos lo superfluo y lujoso, y que a pesar de que lo obtenemos, no estamos contentos, e incluso no pocas veces nos olvidamos de agradecer a Dios, que es quien nos provee todo.

Si desea recibir estas Enseñanzas del Evangelio periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ