Evangelio del día.

martes 19/ENE/21 

Mc 2, 23-28. 

El amor como guía. 

Un sábado en que Jesús atravesaba unos sembrados, sus discípulos comenzaron a arrancar espigas al pasar. Entonces los fariseos le dijeron: “¡Mira! ¿Por qué hacen en sábado lo que no está permitido?”. Él les respondió: “¿Ustedes no han leído nunca lo que hizo David, cuando él y sus compañeros se vieron obligados por el hambre, cómo entró en la Casa de Dios, en el tiempo del Sumo Sacerdote Abiatar, y comió y dio a sus compañeros los panes de la ofrenda, que sólo pueden comer los sacerdotes?”. Y agregó: “El sábado ha sido hecho para el hombre, y no el hombre para el sábado. De manera que el Hijo del hombre es dueño también del sábado”. 

Reflexión: 

El hombre no ha sido hecho para los Mandamientos, sino los Mandamientos para el hombre. Por eso debemos tratar de cumplir los Diez Mandamientos pero no olvidando su espíritu, el espíritu de la Ley, que es el amor. Siempre el amor debe ser nuestro guía en todas las acciones, pues todas ellas, si están coronadas por el amor, no podrán ser juzgadas del todo malas por Dios. Los Mandamientos son un freno que nos mantiene en el camino correcto, pero luego debemos correr rápidamente en el camino del amor a Dios y al prójimo, y dejarnos llevar por la misericordia y la compasión. Ya lo dice San Agustín: “Ama y haz lo que quieras”, porque en el amor están comprendidos los Mandamientos.

Pidamos a la Santísima Virgen la gracia de que los Diez Mandamientos no sean una carga que cumplir sino un sostén que nos ayude a caminar por esta vida en el camino del amor.

Jesús, María, os amo, salvad las almas.

Si desea recibir el Evangelio todos los días en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ