Máxima del Evangelio: No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. (Mt 4, 4)