Máxima del Evangelio: Ustedes, pues, escuchen la parábola del sembrador. Sucede a todo el que oye la palabra del Reino y no la comprende, que viene el Maligno y arrebata lo sembrado en su corazón; éste es el que fue sembrado a lo largo del camino. (Mt 13, 18-19).