Actualizado el lunes 27/JUN/22

MEDITACIÓN DE HOY

La solución: el amor. 

“Gran cosa es el amor”, dijo San Bernardo; grande y sobre toda ponderación estimable. Hablando Salomón de la divina sabiduría, que no es otra cosa que la caridad, la llamó tesoro infinito, porque el que posee la caridad goza de la amistad de Dios. El angélico Santo Tomás dice que la caridad no sólo es la reina de las virtudes sino que donde ella reina trae consigo el cortejo de las demás y las endereza para unir al hombre con Dios. Oficio propio de la caridad es unir al hombre con Dios y quienes lo aman. He aquí, pues, el admirable oficio de la caridad, unir al alma con Dios. Esta virtud, además, comunica fuerzas para hacer y sufrir grandes cosas por Dios. San Agustín dice que nada hay tan duro que con el fuego del amor no se ablande. No hay cosa, por difícil que se la suponga, que no sea vencida por el fervor de la caridad, porque, como añade el mismo santo, en aquello que se ama, o no se siente el trabajo, o se ama el mismo trabajo.

 “Práctica de amor a Jesucristo” – San Alfonso María de Ligorio 

Comentario: 

El amor nos hace fácil hasta las empresas más difíciles.

¿Cómo hace una madre de familia para hacer todos los quehaceres domésticos y atender al marido y a los hijos con tanta delicadeza y dulzura? Simplemente porque los ama, porque ama a Dios y a su familia, entonces así se le hace más fácil y hasta gozoso su trabajo por ellos.

¿Cómo hace un padre para trabajar tanto y pasar noches en vela para que no les falte  nada a sus hijos? Por el amor que siente por ellos y por su Dios.

Siempre es el amor la solución para todos nuestros problemas.

¿Por qué un hombre llega a ser delincuente y malvado? Muchas veces es porque le faltó amor en algún momento de su vida y recibió odio.

Curemos las heridas del mundo con nuestro amor. Amor a Dios en primer lugar, y al prójimo en segundo lugar, y así iremos sanando, al menos en nuestro entorno, las faltas de amor, que hacen de los hombres bestias y no hombres.

Si desea recibir esta Meditación en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ