Actualizado el jueves 30/SEP/21

Mensaje a los Apóstoles de la Inmaculada

Nueva Eva. 

Así como por Eva vino la muerte a la raza humana, así por María, la nueva Eva, viene la salvación a toda la humanidad.

Cuando Dios creó a Eva tenía en su mente un modelo para crearla, ese modelo era María, que ya estaba en la mente de Dios.

Y así como Eva es la madre de todos los vivientes, pues eso significa Eva, así María también es, con mayor razón, la Madre de todos los hombres.

María es también la Mujer vestida de Sol del Apocalipsis, y Ella abre y cierra la Sagrada Escritura. Porque al principio, en el Libro del Génesis es anunciada como la Mujer que aplastará la cabeza de la serpiente infernal; y al final, en el Apocalipsis, es Ella la Mujer vestida de Sol que lucha contra el Dragón infernal, el diablo o Satanás, la serpiente antigua, que al final es vencido por María, que lo echa a su Infierno.

Y nosotros, Apóstoles de la Inmaculada, no caemos en la cuenta de la gran gracia que tenemos de pertenecer al ejército de esta Mujer fuerte.

Agradezcamos a Dios y a la Virgen por el llamado, y tratemos de vivir de acuerdo a servidores del Señor y de su Madre amadísima.

¡Ave María Purísima!

¡Sin pecado concebida!

Si desea ser APÓSTOL DE LA INMACULADA y recibir estos mensajes por email, por favor INGRESE AQUÍ.