Actualizado el jueves 22/NOV/18

Mensaje a los Apóstoles de la Inmaculada

María lucha por nosotros 

María es como una leona para defender a sus cachorros, cuando se trata de defender a sus hijos de las garras del Infierno. Y es que Dios le ha dado todo su poder para que aplaste la cabeza de la serpiente infernal en todos los sitios donde la encuentre.

Estos son los tiempos de María, cuando la acción victoriosa de la Virgen va aumentando y va trayendo el Reino del Corazón Inmaculado al mundo. Ojalá nosotros, los Apóstoles de la Inmaculada, seamos instrumentos para que este Reino de María se extienda en nosotros y a todo el mundo.

Simplemente tenemos que ser pequeños y dejarnos guiar por María en el combate, con el Rosario en la mano y un gran amor a nuestra Capitana, saldremos vencedores y llevaremos a Dios las almas, en primer lugar nuestra propia alma.

No debemos tener miedo, porque donde está María, está también Jesús, y con Ellos no hay por qué temer ningún mal.

¡Ave María Purísima!

¡Sin pecado concebida!

Si desea ser APÓSTOL DE LA INMACULADA y recibir estos mensajes por email, por favor INGRESE AQUÍ.