Actualizado el viernes 15/NOV/19

Mensaje a los Apóstoles de la Inmaculada

María es nuestra Custodia. 

Si todos los hombres tenemos a nuestro lado a un ángel bueno, puesto por Dios para que nos custodie y proteja, y creemos esto firmemente; también debemos creer firmemente que María está constantemente a nuestro lado como ese ángel de la guarda, ya que Ella tiene un cuerpo glorioso y puede estar en todas partes al mismo tiempo, porque el tiempo y el especio ya no tienen poder sobre Ella, sobre su cuerpo.

¡Qué confianza nos da esta consoladora verdad, saber que María constantemente está con nosotros, incluso en los momentos en que nos sentimos como abandonados de Ella!

Meditemos cada día, a cada momento esta verdad, y hablemos con la Virgen, porque Ella quiere estar a nuestro lado siempre, para que a cada momento le hablemos y le pidamos consejo en cómo proceder; que la tomemos como nuestra dueña y que le preguntemos qué es lo que Ella quiere que nosotros hagamos en cada momento.

No es una ilusión esto que decimos sino que es la pura verdad: La Virgen está siempre, también con su cuerpo glorioso, a nuestro lado. Aprovechemos este milagro bendito.

¡Ave María Purísima!

¡Sin pecado concebida!

Si desea ser APÓSTOL DE LA INMACULADA y recibir estos mensajes por email, por favor INGRESE AQUÍ.