(Sección especialmente dedicada a los Caballeros de la Purísima)

Actualizado el viernes 21/ENE/22

Mensaje a los Caballeros de la Purísima

Gran confianza. 

A los Caballeros de la Purísima nos hace falta una gran confianza, una ilimitada confianza en nuestra Reina y Capitana, porque sin confianza en María, no llegaremos muy lejos en el apostolado y en la conquista del mundo para Dios y su Madre.

Tenemos que trabajar especialmente en esta virtud de la confianza en María, porque solamente quien confía completamente en la Virgen, saldrá vencedor de esta contienda entre el Cielo y el Infierno, y en que nosotros estamos inmersos.

A pesar de las dudas, del mal que hay en el mundo, y que cada vez se hace mayor y más osado, es necesario que tengamos plena confianza en Aquella que aplastó la cabeza de la serpiente infernal y que, en estos últimos tiempos, volverá a aplastar esa cabeza soberbia a través de sus hijos consagrados a Ella, que somos nosotros y otros muchos.

Y la confianza en María va de la mano con el no tener miedo a nada, porque quien confía ciegamente en María, no tiene miedo a nada ni a nadie, porque sabe que la Virgen lo cuida y provee a todas sus necesidades y lo defiende de todo peligro y de todo mal.

¡Ave María Purísima!

¡Sin pecado concebida!

Si desea ser Caballero de la Purísima y recibir estos mensajes por email, suscríbase haciendo CLIC AQUÍ