(Sección especialmente dedicada a los Caballeros de la Purísima)

Actualizado el lunes 19/NOV/18

Mensaje a los Caballeros de la Purísima

El enamorado.

El enamorado hace todo por su enamorada, y nosotros, enamorados perdidamente de María, debemos hacer todo por Ella. Siempre será poco todo lo que emprendamos para agradarla y por su gloria, porque María se lo merece todo y mucho más. Somos Caballeros de la Purísima, y una forma de agradarla y servirla es siendo también nosotros muy puros, porque los enamorados deben asemejarse entre sí, y si María es la Purísima, nosotros también tenemos que ser castos y puros para que Ella nos ame particularmente. Es difícil guardar la pureza en este mundo corrompido, pero tenemos la ayuda de nuestra Doncella, que es poderosa con el poder de Dios mismo, y solo espera a que la invoquemos para acudir en nuestro auxilio. Seamos héroes de la virtud, porque nuestra Señora, a quien servimos, es una Señora valiente y sublime, merecedora de todos los combates y renuncias.

¡Ave María Purísima!

¡Sin pecado concebida!

Si desea ser Caballero de la Purísima y recibir estos mensajes por email, suscríbase haciendo CLIC AQUÍ