(Sección especialmente dedicada a los Caballeros de la Purísima)

Actualizado el miércoles 21/JUL/21

Mensaje a los Caballeros de la Purísima

Nuestro escudo: el manto de María. 

Como Caballeros de la Purísima, tenemos necesidad de usar un escudo que nos proteja de todo mal y de todo ataque del Maligno. Este escudo es el manto de María, que nos envuelve nuestra debilidad y nos hace invulnerables a los asaltos del mal.

Porque si bien nosotros, como Caballeros de la Purísima, tenemos la misión de defender el honor de esta Reina Soberana, también es cierto que de Ella necesitamos su protección y ayuda, porque los enemigos que tenemos son más fuertes y numerosos que nosotros.

Por eso amparémonos bajo el manto de la Virgen, que es el escudo protector de los cristianos, y entablemos el buen combate, sabiendo que estamos protegidos y saldremos vencedores.

Pidamos cada día a nuestra Reina que nos cobije bajo su manto inmaculado, y estémonos allí como niñitos bajo el manto de su madre. Y tengamos por cierto que es más fácil que desaparezcan el cielo y la tierra, antes que nos falte el auxilio de la Virgen, nuestra Señora.

¡Ave María Purísima!

¡Sin pecado concebida!

Si desea ser Caballero de la Purísima y recibir estos mensajes por email, suscríbase haciendo CLIC AQUÍ