Actualizado el domingo 15/ENE/23

Mensaje de conversión

Dios envía a su Madre. 

12-3-86                  823 

Veo a Jesús y me dice: Si esta generación no escucha a mi Madre, perecerá; pido al mundo que lo haga.

Es necesaria la conversión del hombre.

Vale más mirar hacia arriba y saber qué dice el que allí está, que caminar a la deriva.

Que esto se medite.

Luego veo a la Santísima Virgen, está sola, me dice: Pido al Señor por vosotros hijos míos; El, ama los corazones buenos, Dios realmente ve vuestras acciones. Bendito y alabado sea. 

Leed: Salmo 4, V. 3 - 4 

     3   Y ustedes, señores, ¿hasta cuándo ultrajarán al que es mi Gloria, amarán lo que es falso y buscarán lo engañoso?

     4   Sepan que el Señor hizo maravillas por su amigo: El me escucha siempre que lo invoco.

 (Mensaje de María del Rosario de San Nicolás) 

Comentario: 

Dios ha enviado a su Madre a esta humanidad para invitarla a la conversión y al cambio de corazón, pero si los hombres despreciamos a María, entonces seremos destruidos.

En estos tiempos estamos en la época de María, en que Ella nos llama dulcemente por medio de mensajes, apariciones, lacrimaciones, etc., a que cambiemos de vida y nos convirtamos. Pero si no aceptamos esta llamada extrema, seremos arrasados.

Por eso, ya que es difícil que toda la humanidad se convierta, al menos convirtámonos cada uno de nosotros, volviendo a Dios, obrando con bondad, siendo buenos y santos, y de esa manera estaremos resguardados de los castigos que vendrán sobre el mundo, como María misma lo promete. Consagrémonos a su Corazón Inmaculado, que es como el arca de salvación para los hombres.

Tengamos siempre presente que Dios ve todas nuestras acciones, TODAS. Y de ellas tendremos que dar cuenta en el Juicio, inmediatamente después de nuestra muerte. Si pensamos seriamente en esto, ya no pecaremos más, al menos voluntariamente.

No despreciemos a María, porque Dios ama infinitamente a la Virgen, y si los hombres nos burlamos de Ella, la despreciamos y no escuchamos su último y extremo llamamiento a la conversión, entonces ya no habrá salida para nosotros.

Si desea recibir este Mensaje de conversión en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ