(Sección especialmente dedicada a los Amigos del Santísimo Sacramento)

Actualizado el domingo 9/DIC/18

Mensaje eucarístico

El Verbo se hizo carne. 

El Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros. Y no solo habitó entre nosotros en su vida terrena de treinta y tres años, sino que el Verbo quiso seguir viviendo en la tierra, en los Sagrarios del mundo, para hacernos compañía y estar disponible siempre que lo necesitemos. ¡Qué falta de amor sería que no visitemos a Jesús Sacramentado! Él ha hecho todo por nosotros: siendo Dios se ha hecho hombre, siendo hombre se ha hecho Pan, y se queda silencioso y escondido en el Sacramento para esperarnos y decirnos que nos ama y que quiere consolar nuestra tristeza y ser nuestro compañero de viaje en este desierto del mundo. Aprovechemos de Jesús que es Bueno, pero no para hacer el mal, aprovechemos su Bondad para ser buenos y confiar en él, y si tenemos la desgracia de pecar, confiar en que seremos perdonados. Solo debemos tener buena voluntad y no abusar de la bondad de Dios.

¡Viva Jesús Sacramentado!

¡Viva María, su Madre Inmaculada!

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a los Amigos del Santísimo Sacramento haciendo CLIC AQUÍ