(Sección especialmente dedicada a los Amigos del Santísimo Sacramento)

Actualizado el jueves 5/ENE/23

Mensaje eucarístico

Hambre de Dios. 

Uno de los tormentos del Infierno es el hambre, que se suma a todos los demás tormentos. En cambio, los bienaventurados que están en el Cielo, se alimentan del Pan de Vida y son saciados con este manjar. Nosotros, los que vamos de camino por este mundo, también tenemos a nuestra disposición este manjar que es la Eucaristía, y que deberíamos comer lo más a menudo posible para evitar el Infierno, y el hambre eterna. Y cuando no podemos recibir a Jesús Sacramentado corporalmente, recibámosle espiritualmente haciendo una comunión espiritual, especialmente cuando finalizamos la visita de quince minutos a Jesús en el Sagrario, pues Jesús es el alimento espiritual que sacia toda nuestra hambre.

¡Viva Jesús Sacramentado!

¡Viva María, su Madre Inmaculada!

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a los Amigos del Santísimo Sacramento haciendo CLIC AQUÍ