(Sección especialmente dedicada a los Amigos del Santísimo Sacramento)

Actualizado el lunes 21/ENE/19

Mensaje eucarístico

Señalar el Sagrario. 

Es necesario que así como Juan el Bautista señaló a Jesús como el Cordero de Dios a las gentes; así también nosotros señalemos a nuestros hermanos el Sagrario como el lugar donde está hospedado el Señor de todo lo creado, para que ellos también vayan a rendirle homenaje. Tenemos el deber de llevar almas a Jesús Sacramentado, pues Jesús tiene sed de almas. Y antes de hablar de Jesús a las almas, hay que hablar de las almas a Jesús, porque con la oración es que atraeremos a nuestros hermanos a los pies del Tabernáculo, para que seamos muchos los que adoremos al Señor en el Misterio del Amor. No seamos celosos del Señor, ya que Él tiene un Corazón enorme donde todos los hombres tienen su lugar y Él a todos ama.

¡Viva Jesús Sacramentado!

¡Viva María, su Madre Inmaculada!

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a los Amigos del Santísimo Sacramento haciendo CLIC AQUÍ