Actualizado el sábado 17/JUL/21

(Sección especialmente dedicada para el Grupo JÓVENES HÉROES)

Mensaje a los Jóvenes héroes

Combate. 

Los hombres en este mundo, y en especial la juventud, viven un combate encarnizado, aunque muchos no se den cuenta. Por sobre sus cabezas combaten ángeles y demonios, y combaten nada menos que por sus almas, las almas de los hombres, las almas de los jóvenes.

Es tiempo de espabilarse y darse cuenta de que los momentos que vive el mundo, nuestra patria, nuestra familia, son de los más graves. La corrupción moral alcanza a todos los estamentos y el diablo quiere llevar a la humanidad entera a la autodestrucción.

Es tiempo de heroísmo y de jugarse, porque ya lo dice el Dante, que los lugares más terribles del Infierno estaban reservados para quienes no quisieron dar la cara por Cristo en el peor momento que atravesaba el mundo.

Así que estos tiempos no son tiempos de neutralidad, sino que con el Rosario en una mano y con la cruz en la otra, hay que entablar el buen combate, del que dependerá el destino, al menos, de nuestra propia alma; y también los destinos del mundo, de la patria y de la familia.

¿Y quién sino los jóvenes tienen esta tarea ciclópea de volver todo a sus cauces y de expulsar al demonio a su Infierno?

Pero Satanás es muy astuto y tiene como narcotizada a la juventud, y envenenada con el materialismo y la sensualidad. Por eso es tiempo de reevangelizar, como han pedido los últimos Papas, para que muchos jóvenes escuchen el llamado a la santidad y al heroísmo, para salir de la mediocridad y ser héroes en la fe y en el amor.

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase al Grupo Jóvenes héroes haciendo CLIC AQUÍ