Actualizado el domingo 18/SEP/22

(Sección especialmente dedicada para el Grupo JÓVENES HÉROES)

Mensaje a los Jóvenes héroes

Forjar la voluntad. 

La voluntad es la que peca, porque no hay pecado si no hay pleno consentimiento, y el consentimiento lo da la voluntad. De aquí se puede deducir fácilmente la importancia de tener una voluntad fuerte, bien formada, porque una buena voluntad, más la ayuda de la gracia de Dios, que se obtiene por medio de la oración y de los sacramentos, entonces somos poco menos que invulnerables a los asaltos del mal.

Por empezar, si queremos tener una voluntad bien formada tenemos que hacer a un lado la televisión, porque este medio de comunicación nos adormece y narcotiza, de modo que nos destruye la voluntad y somos pasivos de todo lo que pasa por la pantalla.

También debemos hacer buen uso de los medios de computación y comunicación, sin atarnos a ellos ni hacernos dependientes, porque son sólo “cosas” que no pueden atraparnos y capturar nuestro ser. Y muchas veces los jóvenes están muy dependientes de estas cosas y no tienen voluntad para dominarlas.

Aconsejan los directores espirituales y grandes maestros de la vida espiritual, que tenemos que hacer pequeños sacrificios, y uno de ellos es dejar sin abrir al menos por una hora una carta que hemos recibido, para negarnos a nosotros mismos. Eso lo podemos trasladar al plano de las computadoras y los celulares y entonces tendríamos que ser más libres en dejar pasar unos momentos antes de lanzarnos sobre la casilla de email, o a leer el último mensaje del celular.

De nosotros depende que las cosas estén bajo nuestro dominio, y no que nosotros estemos dominados por las cosas.

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase al Grupo Jóvenes héroes haciendo CLIC AQUÍ