Actualizado el domingo 22/MAY/22

(Sección especialmente dedicada para el Grupo ALMAS APOSTÓLICAS)

Mensaje sobre el apostolado

III. ¿CÓMO HARÉ LA ORACIÓN?
Para realizar en mí la definición y el fin de la oración, seguiré este camino lógico. Empezaré por abrir mi razón y, sobre todo, mi Fe y mi corazón a Jesús cuando me enseñe una verdad o una virtud. Avivaré la sed de armonizar mi alma con el ideal que he columbrado. Deploraré lo que haya en mí en oposición con el ideal. Me decidiré a saltar por toda clase de obstáculos que pudiera prever. Y, persuadido de que nada puedo de mi cosecha, alcanzaré con mis súplicas la gracia eficaz para poner en práctica estos propósitos.
Como un viajero extenuado, muerto de sed, busco dónde mitigarla. Por fin, VIDEO . Veo una fuente. Pero brota de una roca escarpada... SITIO. Cuanto más miro sus aguas cristalinas, que me aliviarían para poder seguir mi camino, más se me acentúa el deseo de apagar la sed, a pesar de los obstáculos que me lo impiden. VOLO. Quiero, cueste lo que cueste, llegar a la fuente y hacer toda clase de esfuerzos para lograrlo. Pero, desgraciadamente, tengo que confesar que no puedo... VOLO TECUM. Un guía se me presenta. Está esperando a que solicite su ayuda, para prestármela. Carga conmigo hasta en los pasos más difíciles. Inmediatamente bebo todo lo necesario para apagar la sed.
Esto ocurre con las Aguas vivas de la gracia que brotan del Corazón de Jesús.
La Lectura espiritual que hago por las tardes, elemento preciso de vida interior, reaviva en mí el deseo de hacer oración al día siguiente. MOMENTOS ANTES DE ACOSTARME, preveo de un modo sumario, pero neto y vivo, los puntos de la oración del día siguiente y el fruto que deseo obtener, y avivo delante de Dios el deseo de aprovecharme .
LLEGADA LA HORA DE LA ORACIÓN , quiero desprenderme de todo lo terreno y hacer UN ESFUERZO DE IMAGINACIÓN para representarme alguna escena viva que me borre las preocupaciones, distracciones, etcétera .
Será una representación rápida, hecha a grandes rasgos, lo suficientemente viva para que pueda impresionarme y PONERME EN PRESENCIA de Dios, cuya Actividad, hecha toda de Amor, quiere envolverme y penetrarme. De esta manera, estoy en comunicación con un INTERLOCUTOR VIVIENTE .

 (De "El alma de todo apostolado", Dom Chautard)

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a las Almas apostólicas haciendo CLIC AQUÍ