Actualizado el sábado 16/MAY/20

(Sección especialmente dedicada para el Grupo ALMAS REPARADORAS)

Mensaje sobre la reparación

¡No todos! 

Jesús dijo:

–Sacerdotes míos, mis queridos apóstoles, anuncien con fervor la verdad al mundo y digan a todos que sin el arrepentimiento lo único que les espera es la destrucción. Pero con el arrepentimiento y la reparación podrán experimentar un milagro: Yo derramaré mis gracias sobre el mundo y concederé la paz prometida por medio de mi Madre Inmaculada.

Mientras Jesús hablaba, rayos de luz salían de su persona y un gozo indescriptible fluía de sus palabras. Esta luz y este gozo iluminaban a toda la Iglesia y a los sacerdotes, y a través de ellos, a todo el mundo. Esta visión me dio mucha alegría. Entonces el rostro de Jesús se oscureció cuando dijo: “¡No para todos!” Con esto entendí que esta luz no será gozo para todos ya que no todas aquellas almas que se habían consagrado al Señor, se arrepentirían ni lo seguirían por el camino de la reparación, especialmente en las ciudades y entre los de la clase alta. 

Comentario: 

Estamos a tiempo todavía, anunciemos al mundo que es necesario convertirse, volver a Dios, si no queremos perecer en la destrucción.

Con el arrepentimiento y la reparación, se salvará el mundo.

Por eso debemos intensificar la reparación, haciendo pequeños sacrificios, pequeñas renuncias, y aumentando el tiempo de oración, principalmente rezando más Rosarios, ya que esta oración es la predilecta de María y es la más eficaz para contener el avance del mal y obtener de Dios la Misericordia en abundancia.

Si hemos nacido en estos tiempos es porque tenemos una gran misión que realizar: llevar al mundo a la conversión y salvación. Si doce apóstoles pudieron evangelizar el mundo, nosotros, que somos muchos más, podremos convertir el mundo y acercarlo a Dios.

Seamos esforzados en el camino de la virtud, porque la penitencia mata solo lo que tiene que matar, y no hace mal a nadie, sino que trae muchísimos bienes a las almas. Solo la oración y la reparación nos salvarán y salvarán el mundo.

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a las Almas reparadoras haciendo CLIC AQUÍ