Actualizado el sábado 16/NOV/19

(Sección especialmente dedicada para el Grupo ALMAS REPARADORAS)

Mensaje sobre la reparación

Mensajes de María del Rosario de San Nicolás: 

Benditos los que reparan. 

11-2-90                           (Nuestra Señora de Lourdes)                                     1804 

Hijos míos: Os invito a vivir paso a paso Mis indicaciones:

Orad, reparad, confiad.

Benditos los que buscan en la oración, un refugio para sus almas.

Benditos los que reparan las graves ofensas que le son inferidas a Mi Hijo.

Benditos los que confían en el Amor de esta Madre.

Todo aquel que confíe en Dios y en María, estará a salvo.

Gloria a Dios.

Predícalo. 

Comentario: 

Si reparamos las ofensas hechas a Dios, seremos benditos, porque Dios derramará una lluvia de gracias y bendiciones para los que, mediante la reparación, alejamos los castigos que tantas veces la humanidad ha merecido con sus pecados.

Si Dios será misericordioso con quien haya practicado la misericordia, ¡cuánto más será benigno con quien haya reparado, con sus sacrificios y su amor, tantos pecados de los hombres, que atraen sobre la tierra un diluvio de castigos!

Porque Dios ama a los hombres y no quiere castigarlos, pero esta humanidad, con su aumento de pecado, obliga a Dios a castigarla. Y Dios nos agradece a nosotros, las Almas Reparadoras, que con nuestro consolar a Dios y reparar con nuestro sufrimiento el pecado ajeno y nuestros propios pecados, ayudamos a Dios a no castigarnos, porque a Él le duele más que a nosotros el castigo, y por eso quiere personas que se comprometan a reparar para así hacer llover sobre el mundo el Milagro de la Divina Misericordia.

Si desea recibir estos mensajes por email, suscríbase a las Almas reparadoras haciendo CLIC AQUÍ