Actualizado el sábado 15/JUN/19

Mensaje de María del Rosario de San Nicolás con comentario

Visitemos el Santuario

24-11-83                                                      PM 13 

A la noche del mismo día que en visión ve el lugar elegido por María, va a dicho lugar con un grupo de personas y cuando ella señala el sitio preciso que vio en la visión, ve caer exactamente allí un rayo de luz muy fuerte, que se clavó en el lugar. También vio el rayo de luz una niña de 9 años que estaba acompañando al grupo. 

25-11-83                                                      PM 14 

Al día siguiente dice la Virgen:

"El Espíritu Santo es tu guía, debes obedecer; elegido está el lugar de mi morada, todo queda en vuestras manos".

También dice: "Sufrí mucho como Madre, pero el Todopoderoso me premió por la eternidad; estoy junto a mi adorado Hijo, para gloria de los hombres, con la gracia del Señor. Amén". 

Leed: Hech. 6, 7-8; 8, 8 

6,7     Así la Palabra de Dios se extendía cada vez más, el número de discípulos aumentaba considerablemente en Jerusalén y muchos sacerdotes abrazaban la fe.

6,8     Esteban, lleno de gracia y de poder, hacía grandes prodigios y signos en el pueblo.

8,8     Y fue grande la alegría de aquella ciudad.

Comentario:

El Espíritu Santo, con un rayo de su luz, eligió el lugar donde estará el Santuario de María. Por eso todo ese lugar es un lugar santo, un lugar de bendiciones celestiales. María desde allí derrama abundantes bendiciones y gracias sobre todo el mundo y, en especial, sobre aquellos que visitan ese lugar. ¡Qué alegría saber que en ese lugar nos espera María para consolarnos y colmarnos de favores! Y estamos seguros de ello porque la Iglesia Católica ha aprobado estas apariciones y eso nos da tranquilidad y confianza plena para abandonarnos en los brazos de nuestra querida Madre y prestar atención a sus mensajes.

María del Rosario de San Nicolás, ruega por nosotros.

Lea a través de Internet todos los mensajes dados por María del Rosario de San Nicolás - CLIC AQUÍ

 


Si desea recibir estos mensajes de María del Rosario de San Nicolás en su correo electrónico, por favor:
SUSCRÍBASE AQUÍ

 

(Puede descargar el libro con todos los mensajes y el Himno a la Virgen en la sección Descarga de Archivos)

Ver Medalla


Nos dice la Santísima Virgen María del Rosario de San Nicolás en su mensaje Nº 607, del 05/07/1985

Hija: En todas las ciudades, en todos los rincones, deben estar las palabras del Señor dichas a ti.

Nada debe esconderse, digo predicad, entonces predicadlo.

El Señor es la Ley, en el Cielo y en la tierra.

Amén. Amén.

En el Nº 786, del 24/01/1986, dice:

Hija mía: Mis mensajes deben ser leídos despaciosamente, para que puedan ser digeridos como Yo lo deseo.

Quiero que cada hijo, llegue a vivir en gracia de Dios y amándolo como El debe ser amado.

La debilidad del ser humano se agudiza en la medida en que se aleja de Dios; es por eso que en este tiempo, parece que estuviera venciendo el enemigo.

Si mis hijos comprendieran cuanto dice esta Madre, todo cambiaría.

Que entreguen sus cuerpos y sus almas al Señor, teniendo la seguridad que el Señor los salvará.

Amén, amén.

Y en el mensaje Nº 1585, del 26/12/1988, nos dice:

En estos tiempos, en que el veneno del maligno parece contaminarlo todo, el Señor, se manifiesta para que sea posible la salvación de las almas.

Estas palabras pueden llegar a debilitarse si se guardan, si no se extienden; deben ser anunciadas en toda la tierra.

Quiero oración, unión y fuerza en los espíritus, ya que ahí radica la eficacia del mensaje de esta Madre.

Hijos míos: Os invito a ser evangelizadores de vuestros hermanos.

Amén, amén.

Predícalo hija.