Actualizado el miércoles 15/SEP/21

Quince minutos con el Ángel Custodio

Líbrame de los accidentes. 

Querido Ángel Custodio mío, hoy quiero pedirte especialmente que me libres de los accidentes con que el demonio me quiere herir. Porque el Maligno no solo quiere matar mi alma, sino que busca matar también mi cuerpo, o por lo menos causarme daño, para que yo no pueda servir a Dios y me desespere por el dolor.

Así como me cuidaste de todo mal cuando era niño, así hoy te pido que me cuides de todo mal y de todo ataque infernal, porque tengo enemigos muy poderosos y yo solo no puedo contra ellos. ¡Ay de mí si quisiera enfrentarlos solo! Estaría perdido porque son más en número y poder. Pero yo confío en ti, Ángel querido, y contigo me animo a enfrentar al mismo Infierno, porque tú tienes el poder que te dio el Altísimo, y de tu mano camino seguro por el camino de la vida, hasta que me conduzcas al Cielo en el momento de mi muerte.

Bendito Ángel Custodio mío, quiero decirte que te quiero mucho y que a veces me olvido de que estás presente a mi lado, constantemente, y como Pedro, al hundirme en la tentación, no caigo en la cuenta de que tengo que gritarte: ¡Sálvame, que me hundo!

Por eso quiero pedirte a partir de hoy que me auxilies en todo momento aunque yo no te llame en mi ayuda, porque sabes muy bien lo débil que soy, y a veces estoy tan aturdido en el combate que me olvido de invocarte.


Todos los días debemos tener por lo menos unos quince minutos de trato personal con nuestro Ángel Custodio.

Es por eso que hoy, martes 7 de julio de 2009, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con nuestro Ángel Custodio esos quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con nuestro Ángel de la Guarda y con el paso del tiempo nuestro hablar con él se hará muy frecuente y lleno de confianza.

¡Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez confiemos más en nuestro Ángel Custodio que Dios ha puesto a nuestro lado para protección y ayuda!

Ver página sobre los Ángeles

Si desea recibir estos textos para hacer todos los días los QUINCE MINUTOS CON EL ÁNGEL CUSTODIO, por favor SUSCRÍBASE AQUÍ.