Actualizado el miércoles 26/FEB/20

Quince minutos con el Ángel Custodio

Bravos enemigos. 

Ángel de mi guarda, quiero decirte que a veces siento miedo, porque sé que tengo enemigos que son más fuertes que yo, y por eso te pido que me ayudes ya que Dios te ha puesto a mi lado para que combatas al demonio que quiere perderme. Confío en ti y te ruego que me protejas. Yo prometo invocarte todos los días y varias veces en el día con la oración dedicada a ti, ya que sé que tú intervienes más, cuanto más uno te invoca. También te pido que hables con los ángeles de la guarda de las personas con las que tendré que tratar en estos días, y también con los de mis familiares, para que haya paz en la familia, en el hogar, y todos busquen a Dios y sean pacíficos y amorosos. También te pido que me ilumines en las situaciones de difícil decisión. Dame en esos momentos una luz para que decida acertadamente y siga siempre la Voluntad de Dios en todo. Repréndeme cuando cometa algún mal y corrígeme si caigo en el error. Prefiero tus reprimendas antes que caer en el fuego del Infierno para siempre. Tú sabes qué débil soy y que caigo a cada paso, por eso te pido que me guardes celosamente y que me alientes en el camino para no desanimarme ni desalentarme, ya que estas son las armas que hábilmente usa Satanás contra mí.


Todos los días debemos tener por lo menos unos quince minutos de trato personal con nuestro Ángel Custodio.

Es por eso que hoy, martes 7 de julio de 2009, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con nuestro Ángel Custodio esos quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con nuestro Ángel de la Guarda y con el paso del tiempo nuestro hablar con él se hará muy frecuente y lleno de confianza.

¡Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez confiemos más en nuestro Ángel Custodio que Dios ha puesto a nuestro lado para protección y ayuda!

Ver página sobre los Ángeles

Si desea recibir estos textos para hacer todos los días los QUINCE MINUTOS CON EL ÁNGEL CUSTODIO, por favor SUSCRÍBASE AQUÍ.