Actualizado el martes 20/AGO/19

Quince minutos con el Ángel Custodio

La hora de los demonios 

Ángel Custodio mío, gracias por cuidarme y defenderme de los peligros, porque estamos en la hora de los demonios, que se han desparramado por el mundo y están furiosos y demoledores contra todos los que se les oponen. Ya estamos viendo cómo se intensifica la persecución a la Iglesia, y por eso quiero pedirte hoy que me ayudes a ser cada día más valiente hasta dar la sangre y la vida por Cristo y la Iglesia, si esa es la voluntad de Dios. Tú sabes, Ángel mío, que soy débil y miedoso. Pero también es cierto que los mártires pudieron dar su testimonio porque el Señor los alentaba y los sostenía, de lo contrario habrían huido del suplicio. Confío entonces también yo en que recibiré la fortaleza necesaria si tengo que dar el testimonio de la sangre, y para ese momento y para las luchas comunes de la vida, es que quiero que estés particularmente a mi lado ayudándome y defendiéndome de toda adversidad. Sé que el demonio irá ganando cada vez más adeptos y su poder se intensificará hasta que parezca que está todo perdido, y es entonces que la Virgen intervendrá y junto con ustedes, sus ángeles, derrotarán al Maligno. Quiero estar entre los triunfadores, entre vosotros, combatiendo codo a codo y amparado en tu protección. ¡Ángel Custodio mío, estoy listo a tus órdenes! ¡Guíame en esta batalla a cumplir mi misión aquí en la tierra! ¡Un abrazo, querido Ángel, y gracias por todo!


Todos los días debemos tener por lo menos unos quince minutos de trato personal con nuestro Ángel Custodio.

Es por eso que hoy, martes 7 de julio de 2009, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con nuestro Ángel Custodio esos quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con nuestro Ángel de la Guarda y con el paso del tiempo nuestro hablar con él se hará muy frecuente y lleno de confianza.

¡Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez confiemos más en nuestro Ángel Custodio que Dios ha puesto a nuestro lado para protección y ayuda!

Ver página sobre los Ángeles

Si desea recibir estos textos para hacer todos los días los QUINCE MINUTOS CON EL ÁNGEL CUSTODIO, por favor SUSCRÍBASE AQUÍ.