Actualizado el miércoles 5/DIC/18

Quince minutos con el Ángel Custodio

El mismo combate. 

Ángel Custodio mío, estamos combatiendo el mismo combate y tú estás a mi lado luchando codo a codo en esta batalla entre Cielo e Infierno, donde está en juego la salvación de mi alma y la de muchos hombres. Ángel mío, ¡qué maravillosa aventura es en la que estamos embarcados! Ella puede terminar en un final feliz o en un final muy trágico, todo depende de que use bien mi libertad y te invoque frecuentemente. Te pido encarecidamente que me cuides de todo ataque del mal, porque en estos tiempos el demonio se está poniendo cada día más furioso porque ve que está perdiendo poder, y causa accidentes de todo tipo, desgracias, divisiones y toda clase de mal. ¿Quién podrá ampararme de tantos y tan graves males? Tú, Ángel mío, que has sido puesto por Dios para mi tutela y defensa. Guíame por los caminos de la voluntad divina y no permitas que me extravíe por el camino de la perdición. Quiero tener más fe en ti, y si bien no te pido que te me muestres, sí te pido que mi fe aumente hasta hacerse una certeza total, creyendo firmemente que tú estas a mi lado y me cuidas de todo enemigo. Piedad de mí, Ángel mío, porque soy de carne y si bien a veces no caigo en pecados graves, sé que te disgustan también los pecados leves. Ayúdame a ser más semejante a ti, y a ser fiel a Dios hasta la muerte, momento en que espero que me defiendas ardorosamente. ¡Gracias querido Ángel! ¡Sé mi amparo en la vida y en la muerte!


Todos los días debemos tener por lo menos unos quince minutos de trato personal con nuestro Ángel Custodio.

Es por eso que hoy, martes 7 de julio de 2009, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con nuestro Ángel Custodio esos quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con nuestro Ángel de la Guarda y con el paso del tiempo nuestro hablar con él se hará muy frecuente y lleno de confianza.

¡Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez confiemos más en nuestro Ángel Custodio que Dios ha puesto a nuestro lado para protección y ayuda!

Ver página sobre los Ángeles

Si desea recibir estos textos para hacer todos los días los QUINCE MINUTOS CON EL ÁNGEL CUSTODIO, por favor SUSCRÍBASE AQUÍ.