Actualizado el martesz 7/JUN/22

Quince minutos con Jesús Misericordioso

Salvar almas 

Jesús, quiero salvar almas para que tú estés contento y así darte consuelo. Mi vida a veces es monótona y gris, pero sé que las cosas de todos los días, si las realizo con amor, tienen un gran valor para la salvación de las almas y mi propia santificación. Y cuanto más santo sea yo, tanta mayor capacidad tendré para salvar almas. ¿Y en qué consiste la santidad? En amarte con todo el corazón y con todas las fuerzas. Eso no me será difícil porque te amo con toda mi alma, Jesús mío, y te pido que aumentes tu amor en mí para que cada día te ame más. Señor, a veces caigo por debilidad, por eso te pido que tengas mucha misericordia de mí que soy tan frágil y caigo a cada paso. Pero tú eres la Compasión y la Piedad y te apiadas de mí. Estoy feliz de tenerte como mi gran Amigo y siento que tú nunca me abandonarás, porque aunque yo caiga en pecado, sé que tú no te alejarás de mí y me tenderás tu mano para que me levante del fango y vuelva a subir hacia tu Luz. Jesús, sé que eres la Bondad infinita y quiero aprovecharme de ello para aumentar cada día más mi confianza en ti. Ya no me siento solo porque sé que tú estás siempre a mi lado, con tu cuerpo glorioso, y si estoy en gracia de Dios, sé que tú habitas en mi corazón. ¡Te amo, Jesús mío! ¡Ten piedad de mí!


Todos los días debemos tener por lo menos unos quince minutos de oración personal con Jesús Misericordioso, de ser posible frente a su Imagen.

Es por eso que hoy, sábado 18 de abril de 2009, Víspera de la Fiesta de la Divina Misericordia, comienzo a publicar estos sencillos textos que tratarán de ser una ayuda en la conversación que mantendremos con Nuestro Señor durante esos quince minutos diarios.

Con esta práctica nos acostumbraremos a hablar con Jesús y con el paso del tiempo nuestro hablar con Él se hará ininterrumpido.

¡Ojalá estos textos den sus frutos y que cada vez amemos más a Jesús Misericordioso!

Jesús, en Vos confío.

 

Si desea recibir estos textos para hacer todos los días los QUINCE MINUTOS CON JESÚS MISERICORDIOSO, suscríbase a los Apóstoles de la Divina Misericordia haciendo CLIC AQUÍ