Actualizado el sábado 17/JUL/21

Rayos de Fe

El Espíritu Santo. 

El Espíritu Santo es el Gran Desconocido, porque muchos cristianos invocan a todos los santos, pero no invocan al Autor de la santidad, que es el Espíritu Santo, el Santificador de las almas y de la Iglesia.

Seamos amigos del Espíritu Santo y veremos maravillas en nuestras vidas. Porque Él nos llevará en sus brazos y nos introducirá en los secretos de la vida de la gracia, y nos mostrará lo que es agradable a Dios y nos consolará en todas nuestras penas y dará consejos capaces de conducirnos al Cielo.

Hagamos la prueba de invocar al Espíritu Santo antes de cada acción que emprendamos, especialmente ante de las acciones del apostolado, de la oración, de la meditación o la lectura espiritual, antes de hacer la visita al Santísimo, y en toda ocasión, y veremos cosas admirables.

Una invocación muy sencilla, que enseñó la Virgen para hacerle al Espíritu Santo para que venga con todos sus dones a nosotros es la siguiente: “Ven Espíritu Santo, ven por medio de la poderosa intercesión del Corazón Inmaculado de María, tu amadísima Esposa”.

Hagamos esta invocación incesantemente y veremos lo que son milagros.

Si desea recibir estos textos periódicamente en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ
 

"¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha solicitado el poder sacudirlos como trigo; pero yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos." (Lc 22, 31-32)

"Bien sabemos por qué perturbaciones están hoy agitados, en lo tocante a la fe, algunos grupos de hombres, los cuales no escaparon al influjo de un mundo que se está transformando enteramente, en el que tantas verdades son o completamente negadas o puestas en discusión. Más aún, vemos incluso a algunos católicos como cautivos de cierto deseo de cambiar o de innovar. La Iglesia juzga que es obligación suya no interrumpir los esfuerzos para penetrar más y más en los misterios profundos de Dios, de los que tantos frutos de salvación manan para todos, y, a la vez, proponerlos a los hombres de las épocas sucesivas cada día de un modo más apto. Pero, al mismo tiempo, hay que tener sumo cuidado de que, mientras se realiza este necesario deber de investigación, no se derriben verdades de la doctrina cristiana. Si esto sucediera -y vemos dolorosamente que hoy sucede en realidad-, ello llevaría la perturbación y la duda a los fieles ánimos de muchos." (Papa Pablo VI)

Es por eso que he creado esta sección, Rayos de Fe; como quien dice Rayos de Sol, es decir, rayos de luz que fortalezcan nuestra fe y la de muchos. En ella iremos repasando las verdades fundamentales de nuestra Santa Religión Católica, tomando como referencia los artículos del Credo del Pueblo de Dios, compuesto por el Papa Pablo VI.

Esta sección es creada el 29 de junio de 2009, solemnidad de los Santos Pedro y Pablo, apóstoles, a quienes se la encomendamos.