Actualizado el martes 23/OCT/18

REFLEXIÓN DEL DÍA

Dios es la Belleza y el Bien supremo

A veces quedamos embelesados ante un rostro de mujer que nos parece que es tan perfecto y nos quedaríamos mirándolo horas y horas. El rostro de nuestra esposa o novia. ¿Y pensamos lo que será ver el rostro de Dios, que es la Belleza infinita? Con razón la pena de daño que es la pena mayor que sufren los condenados en el Infierno es la de estar separados para siempre de Dios, la de haber perdido a Dios después de haberlo visto por un instante.

También ¡qué felices somos cuando tratamos con alguien que es muy bueno y es nuestro amigo o pariente! ¡Qué bien estamos a su lado y con cuánto gusto compartimos junto a él! Pues bien Dios es la Bondad infinita ¿y qué sentiremos al estar junto a Él en el Cielo? Pensamos alguna vez en esto. Ojalá todas estas cosas nos sirvan para tener un deseo ardiente de ir al Cielo y nos den fuerzas para cumplir los Mandamientos de Dios que es lo que hay que hacer para alcanzarlo.

Y nosotros también debemos parecernos a nuestro Padre eterno en su Bondad y Belleza, no tanto en la belleza corporal sino en la belleza de nuestra alma, que debemos hacer cada día más linda a los ojos de Dios, para que Él, al verse reflejado en nuestra alma, nos atraiga a su Corazón Misericordioso y Santo y en el Cielo nos una para siempre a Él.

Si desea recibir esta Reflexión en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ

Leer reflexiones anteriores