Actualizado el martes 3/AGO/21

Reflexión mariana

María es la Jardinera. 

Jesús es el Sembrador divino y María es la Jardinera que cuida que las semillas plantadas por su Hijo, crezcan y den fruto. Porque la semilla está amenazada por muchas cosas y, para que llegue al final a dar fruto hace falta una constante vigilancia y que la rieguen las lluvias y la alumbre el sol. Y la Virgen es la que nos obtiene estas gracias que necesitamos para dar frutos, pues Ella es la Medianera de todas las gracias, y cada gracia que recibimos de Dios, pasa por las manos de María y traen una de sus lágrimas, pues María la ha merecido junto a su Hijo. Acudamos siempre a María y pidámosle que nos abrigue bajo su manto para defendernos de los enemigos del alma.

Si desea recibir estas Reflexiones marianas en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ