Actualizado el lunes 30/MAY/22

Reflexión mariana

La Madre como el Hijo. 

Si Jesús está loco de amor por los hombres, María, su Madre, está también loca de amor por su Hijo y por los hombres, porque si no cómo se explica que haya vivido esa vida tan mortificada y sabiendo que al final su Hijo sería tan cruelmente crucificado y muerto. Por eso, la Sabiduría de Dios es locura para el mundo, y María fue divinamente loca de amor por su Dios y por los hombres. Y a nosotros, si somos fieles a Dios, también nos tomarán por locos, porque vivir una vida mortificada y tratando de cumplir los Diez Mandamientos, es para el mundo una gran locura. Por eso confiemos en María, que nos protegerá aunque todo el Infierno se ponga en contra de nosotros, pues nos ama hasta la locura.

Si desea recibir estas Reflexiones marianas en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ