Actualizado el martes 18/ENE/22

Reflexión mariana

Hacer feliz a su Madre 

Muchos milagros de Jesús tendrían como motor secreto el hacer feliz a su Madre, pues la Virgen se pondría muy contenta al saber que su Hijo había remediado una parálisis, curado una ceguera, resucitado a un hijo, etc. Y Jesús, en cada milagro, vería la sonrisa del Padre eterno, pero también de su Madre, que era feliz en poder remediar las necesidades de sus hijos a través de Jesús. Esto se deja ver en las Bodas de Caná, donde Jesús hace el primer milagro para su Madre, para verla contenta y feliz. Por eso debemos acudir a María y pedirle que su Hijo haga un milagro para nosotros, entonces tenemos la seguridad de que nuestro pedido será escuchado.

Si desea recibir estas Reflexiones marianas en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ