Actualizado el lunes 19/NOV/18

Reflexionando con la Biblia

Eva. 

Adán puso a su mujer el nombre de Eva, por ser ella la madre de todos los vivientes. (Génesis 3, 20). 

Reflexión: 

Todos los hombres venimos de Adán y Eva, y por eso todos somos hermanos, ya que procedemos de un mismo tronco.

Así como Eva es la madre de todos los vivientes en cuanto a la vida material, María, la Nueva Eva, es Madre de los Vivientes, es decir, de los hombres en lo espiritual. Porque María nos obtuvo junto con su Esposo, Cristo, la gracia santificante, que es la vida del alma, y por eso María es la Madre de todos los hombres, porque a todos los hombres les obtuvo la gracia junto con Jesús en el Sacrificio de la Cruz.

Por eso se la llama a María “Ave”, que es lo inverso de “Eva”, porque María invirtió la culpa de Eva y como que desató el nudo del pecado que Eva había atado.

Jesús es el nuevo Adán, y justamente “Adán” al revés es “Nada”, y Jesucristo siendo Dios, el Todo, se hizo Nada para salvarnos.

¡Benditos sean Jesús y María, que nos han rescatado de las manos del Maligno y nos abrieron el Paraíso! Ahora quien cree en ellos y sigue sus palabras, obtiene la salvación eterna.

Si desea recibir esta Reflexión en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ