Actualizado el sábado 6/OCT/18

Tema de actualidad

El mal hace mal. 

Dios, cuando creó a Adán y Eva, les prohibió comer del Árbol del conocimiento del Bien y del Mal, no por capricho, sino porque el Señor no quería que el hombre conociera el Mal, puesto que sólo Dios puede conocer el mal sin peligro, ya que el hombre no queda indiferente ante el conocimiento del mal, y se siente inclinado a cometerlo y así se puede perder eternamente.

¿Qué decir entonces de los noticieros de televisión que difunden hechos de violencia, crímenes, violaciones y casos horrendos, rebosantes de mal? Hay que decir que mirar estos noticieros y alimentarnos de estas noticias, nos envenena el alma, despertando el odio a los agresores, siendo que el Señor nos ha prohibido el odio.

Por algo la Virgen le había pedido al Padre Gobbi, del Movimiento Sacerdotal Mariano, que no mirara ni diarios ni televisión. Porque el mal no nos deja indiferentes, y los medios de comunicación, especialmente la televisión, están tomados por los enemigos de Dios, que a través de programas embusteros, difunden el mal y así llevan la angustia a los hombres, que no pueden defenderse de esta avalancha de maldades que ven sus ojos, y que sólo les queda como recurso el cerrar los ojos a la televisión y a los diarios.

Alguno dirá: “¡Pero hay que estar informados!”.

Muy bien, y justamente porque hay que estar informados, es que no se debe mirar ni diarios ni televisión, porque estos medios nos deforman más que formarnos, y además siempre ponen de la realidad una parte, ocultando todo el bien que hay en el mundo, y mostrando sólo con visión humana, pero no sobrenatural, los hechos.

Ya lo dice el Salmo 33, cuando va nombrando las cosas que deben hacer los hombres para habitar en el Cielo, y entre ellas está la siguiente: “el que cierra los ojos para no ver la maldad”.


Si desea recibir el TEMA DE ACTUALIDAD en su correo electrónico, por favor:
SUSCRÍBASE AQUÍ

 

En esta sección se irán tratando distintos temas de actualidad, según el Evangelio y las enseñanzas de la Iglesia Católica.