Actualizado el martes 21/MAY/19

Tema de hoy

Volvamos a Dios. 

Es tiempo de que la humanidad vuelva a Dios, porque como el hijo pródigo de la parábola, se ha alejado de la casa paterna y ha gastado en vicios toda su hacienda, y ahora está pasando la más grande penuria.

Aunque la humanidad no vuelva a Dios, es necesario que nosotros, individualmente, volvamos a Dios con una sincera conversión, pues hay muchas apariciones de la Virgen que nos han indicado que el tiempo de la Misericordia está para ceder al tiempo de la Justicia, y si tardamos en convertirnos, puede suceder que ya no tengamos tiempo. Esto no es para asustarse sino para tomar conciencia del momento grave que vivimos. Hoy en día se venera mucho a San Expedito, patrono de las causas urgentes. Y él quería convertirse, pero un cuervo le decía “mañana, mañana”, pero entonces el Santo dijo “Hoy”, y aplastó al cuervo. Hagamos como este santo y no dejemos nuestra conversión para más adelante, sino aprovechemos cada momento de nuestra vida como si fuera el último, pero no para gozar y divertirnos, sino para ganar méritos para el Cielo, obrando de forma agradable a Dios y para salvación de las almas.

Invitemos a muchos hermanos a volver a Dios, y si no quieren hacernos caso, peor para ellos, pero nosotros habremos cumplido con nuestra misión y estaremos justificados ante Dios.

No desperdiciemos este tiempo de misericordia que Dios nos concede para convertirnos y conocer mejor al Señor y amarlo más, puesto que, como dicen los santos: “el tiempo es gloria”, porque si lo sabemos aprovechar bien, adquirimos méritos para el Cielo, donde nos espera una felicidad que no podemos imaginar en este mundo.

¡Ave María purísima!

¡Sin pecado concebida!

Si desea recibir el Tema de hoy, en su correo electrónico, por favor
SUSCRÍBASE AQUÍ