(Sección especialmente dedicada al Grupo "Los últimos")

Actualizado el domingo 20/NOV/22

Mensaje a "Los últimos"

Más oración 

No podemos considerarnos “últimos” si no oramos más que el común de los fieles. Porque por medio de la oración se conquistan almas para Dios, y con la oración nos hacemos servidores y últimos, para que otros se hagan primeros en el corazón de Dios. Efectivamente, con la oración hacemos que muchas almas se acerquen a Dios y se conviertan, y Dios así está muy contento con nosotros, que nos hacemos servidores de nuestros hermanos. No otra cosa es lo que hizo Jesús, pues siendo el más grande se hizo el servidor de todos. Tomemos el ejemplo de Él y busquemos los últimos puestos, sabiendo que así conquistaremos los primeros puestos en el Corazón de Cristo. ¡Cuánto ama Dios a los humildes! Y nosotros, los “últimos”, tenemos que destacarnos por esta virtud, que es la base para todo el edificio espiritual. Y la humildad se conquista especialmente con una oración ferviente y frecuente, que sea lo más importante en nuestra vida. Si rezamos, iremos hacia adelante. Si no rezamos, cada vez retrocederemos más en la vida espiritual y tal vez podamos perdernos eternamente. ¡Qué importante es entonces la oración! Recemos especialmente el Rosario, que nos hace humildes y servidores de los hermanos.

¡Que Jesús y María nos bendigan!

Si desea saber más sobre el Grupo "Los últimos", haga clic aquí.