PORTADA

(Página principal)

Clic aquí para ver el Índice

DEVOCIONES

Inmaculado Corazón

Santo Rosario

Sagrado Corazón

Cinco Sábados

Via Crucis

Siete Dolores de María

Divina Misericordia

Santas Llagas

San Miguel Arcángel

Quince Oraciones

Acto de amor

Escapulario

Medalla Milagrosa

Eucaristía

Espíritu Santo

Purgatorio

Tres Avemarías

Hora de la gracia

Oraciones Virgen San Nicolás

Consagración a María

Consagración a Jesús

Llaga del hombro

Divino Niño Jesús

Divina Infantita

Santa Faz de Jesús

Nombre de María

Medalla San Benito

San José

Ofrecimiento de vida

Medalla Virgen San Nicolás

Dos grandes Novenas

Lágrimas de Jesús
y de  María

Nuestra Señora
de la Confianza

Seis Primeros Jueves

Oraciones de Santa Brígida durante 12 años

Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo

Agua bendita

Libro de Devociones

MEDITACIONES

Una hora con Jesús

La hora del Getsemaní

La hora de la Dolorosa

Una hora de preparación para la muerte

El Ave María

El Padre nuestro

La santidad

La Fe

Oración y Bondad de Dios

La misericordia

La Gracia

Dios no me escucha

NOVENAS

María del Rosario

Santa Teresita

Santa Maravillas

Difuntos

Divino Niño Jesús

De la gracia

De la Misericordia

PENSAMIENTOS

Santa Madre Maravillas

Santa Margarita Alacoque

San Padre Pío

APOLOGÉTICA

Teoría darviniana

Racionalismo

LIBROS

Fundamentos y Práctica de la Vida Mariana

El secreto de María

Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María

Carta a los Amigos
de la Cruz

El misterio del más allá

El Gran medio
de la Oración

Mensajes de María del Rosario de San Nicolás

Obra de María Valtorta

MARÍA SANTÍSIMA

Socios de la Virgen

Reina de la Paz

Virgen de Fátima

Historia de María del
Rosario de San Nicolás

Señora de todos
los Pueblos

Método para
consagrarse a María

Nuestra Señora la que Desata los Nudos

OTROS TEMAS

Oraciones básicas

Las Indulgencias

Enfermos

Visión del Cielo

Visión del infierno

Amar a Dios

Examen de conciencia

Poder del Nombre de Jesús

La meditación

La oración

Pedir oración

Ofrecer Reparación

Voluntad de Dios

Fidelidad a la gracia

El abandono confiado
a la Divina Providencia

Cenáculo (MSM)

Reflexiones

Galería de imágenes

Mensajes de Dios Padre

Gloria Polo vuelve de la muerte

Sueño Don Bosco

Los temperamentos

Televisión

Aborto

Homosexuales

Discotecas

Recemos por la Paz

Ángeles

VARIOS

Descarga de archivos

Enlaces

Todos los mensajes

Revista Católica

INFORMACIÓN:

Suscribirse

Contacto

SOCIOS ESPIRITUALES DE LA VIRGEN MARÍA

 

Nos dice la Santísima Virgen en San Nicolás:

"Hijos míos:

Como vosotros tenéis la esperanza puesta en Dios, Yo tengo mi esperanza puesta en vosotros de que daréis todo por el Señor.
Nunca os reveléis al sufrimiento que os manda, porque luego viene una respuesta de amor a vuestro dolor. El Señor todo lo puede, Gloria a Dios". (22-5-84)

Introducción

Se invita a los hermanos que se encuentran sufriendo una dolencia física, o atravesando una situación angustiosa de orden material, moral y/o afectiva, a asociarse espiritualmente a la Obra de la Santísima Virgen María, aceptando y ofreciendo, por las intenciones de nuestra Madre, los dolores físicos y morales de su enfermedad, como así también de una situación difícil y dolorosa que le sobrevino (mientras dure la misma), y cualquier otra proveniente de una agresión injustificada hacia vuestra persona.

En compensación, nuestra Madre Celestial acudirá en vuestra ayuda, cubriéndolos con su manto y ofreciéndoles Su Corazón para que se cobijen en Él.

Los interesados en asociarse en su dolor, a la Santísima Virgen, pueden hacerlo en la siguiente página: http://www.virgen-de-san-nicolas.org/frmsocesp.asp
Cabe consignar, que toda la tramitación es totalmente gratuita, y que el compromiso como socio espiritual, termina cuando el asociado así lo decida.

MEDITEMOS LA PALABRA DE DIOS

Mateo C.16, V.24-25
Entonces Jesús dijo a sus discípulos: El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida a causa de mí, la  encontrará.

2 Corintios C.1, V.7
Por eso, tenemos una esperanza bien fundada con respecto a ustedes, sabiendo que si comparten nuestras tribulaciones, también compartirán nuestro consuelo.

1 Pedro C.2, V.19
Porque es una gracia soportar, con el pensamiento puesto en Dios, las penas que se sufren injustamente. Juan C.16, V.33

Les digo esto para que encuentren la paz en mí. En el mundo tendrán que sufrir; pero tengan valor: yo he vencido al mundo.

Colosenses C.1, V.24
Ahora me alegro de poder sufrir por ustedes, y completo en mi carne lo que falta a los padecimientos de Cristo, para bien de su Cuerpo, que es la Iglesia.

 "...No dejéis que hayan sido en vano los tormentos que padeció, como tampoco su muerte. Así como resucitó, quiere que vosotros también gocéis de la Vida Eterna. Sabed llevar vuestra cruz; aceptadla como El la aceptó". (Mensaje del día 28-11-83)

NOS DICE LA SANTÍSIMA VIRGEN

Del Libro Mensajes (día 29-8-84)

"Así como mi Hijo soportó el dolor de sus llagas, así vosotros podéis soportar sus pruebas. Mucho padeció y su dolor fue silencioso, no seáis flojos con el dolor, ni tampoco impacientes por cuanto os espera.
Obedeced al Señor y confiad que El responderá a esa confianza. Amén, Amén.

11-11-84 367

Nos dice Jesús: Mi Corazón es grande, en Él puede entrar todo lamento, todo dolor.
No soy sordo, no soy frío, mi Amor llega a los que me dan amor.

La Virgen me dice: Pobre del hijo que deja extinguir la llama que hay en su corazón, sin pedir al Señor que la alimente.
El, que conoce vuestros perdidos pasos, os salvará de ser víctimas, sólo Dios lo hará.
Amén. Amén. Leed: Amos C. 8, V. 11

1-2-85 462

Digo a mis hijos: Conservaré en mi Corazón el amor que me brindáis, y sacaré vuestros dolores y miserias.
Os enseñaré a buscar a Cristo, a amar a Cristo, preparad vuestros corazones.
Amén. Amén. Leed: Hebreos C. 10, V. 35-36

3-2-85 465

Hija: Quiero que sepáis, el porqué de mi imagen con el Niño y el Rosario.
El Niño, significa pureza y nueva vida, ya que Jesús Niño es el renacer a la Vida, es la fuente salvadora de toda alma sedienta.
El Rosario, os lo estoy ofreciendo como consuelo, para que, rezando el Santo Rosario, volquéis todos vuestros dolores, vuestras necesidades y súplicas.
Como Madre, os escucho queridos hijos, grande es mi Amor por vosotros. Amén.

1-4-85 518

El Señor os hace un llamado impostergable, hijos. ¿No es acaso justificado?, ¿no es acaso el momento oportuno para que el Señor decida hablar a sus hijos?
Comprended que El quiere llegar a vosotros, os quiere consolar, os quiere hacer ver que no hay cruz sin dolor.
Poned vuestro hombro a esa cruz, que os toca llevar y encontraréis que junto a esa cruz está Cristo Jesús para aliviaros.
Sed agradecidos con el Señor, dándolo todo por El.
Alabado sea.

3-6-85 576

Hija mía: Dios desde lo alto ve dolor y soledad.
El hombre que sufre, no hace nada para amortiguar el dolor y el que está solo, no ve que es el momento propicio para buscar a Dios.
Implorad por vuestras almas al Señor.
Al Dios que sana las heridas, por profundas que sean, al Dios que salva al oprimido por fuertes que sean sus cadenas, al Dios que jamás duerme, al Todopoderoso.
Amén. Amén.

15-7-85 613

En días de angustias, de dolores, de flaqueza espiritual, suplicad al Divino Corazón de mi Hijo y El morará en los vuestros.
Os calmará y hallaréis recompensa en El.
Tened sed de Dios, hijos míos, y Dios os saciará. Gloria al Altísimo.

16-11-85 725

Digo a tus hermanos: Por nada os debéis apenar, el Señor obra en todos sus hijos, borrando cualquier dolor.
Tened total confianza en el Señor.
Gloria a Dios.

Para más información visite el sitio oficial del Santuario de San Nicolás en www.virgen-de-san-nicolas.org

También si lo desea puede hacer el Ofrecimiento de vida.

Ir arriba 

 

 

 

 

Pedir oración

Ofrecer Reparación

Libro de Visitas

Suscríbase aquí y reciba mensajes en su correo electrónico

Contacto